Quantcast

Cómo limpiar las botas de ante

¿Sabes cómo limpiar las botas de ante? Quizá pienses que es un proceso bastante complejo por el tipo de material. Pero la verdad es que no es tan complejo como se pueda pensar.

La limpieza y el cuidado de las botas de ante es importante para que se mantengan en buen estado y puedan durarte por mucho tiempo. De hecho, algunas personas evitan por completo toda clase de mancha por el material.

Pero , no deberás preocuparte por mancharlos, podrás usarlos sin miedo y si se llegan a manchar no deberás entrar en pánico. Pues a continuación te enseñaremos cómo puedes limpiar algunas de las manchas más comunes que puedan ensuciar las botas de ante.

LEA TAMBIÉN: LAS BOTAS IDEALES PARA TU ESCAPADA AL CAMPO O LA MONTAÑA

Para proceder, debes saber qué tipo de manchas tienen las botas. De esta forma podrás saber qué método será el más efectivo para deshacerte de ella. Una vez que lo hayas hecho, podrás ponerte manos a la obra y comenzar con el trabajo de limpieza.

Si bien existe una amplia variedad de métodos, como la limpieza con agua maicena, bicarbonato de sodio, agua micelar o incluso hasta laca para el cabello. A continuación te mostraremos cuáles son los más populares para mantener las botas impecables.

¿Cómo limpiar las botas de ante de acuerdo a un tipo de mancha?

¿Cómo limpiar las botas de ante de acuerdo a un tipo de mancha?

Tal como hemos dejado en claro existen varios métodos para hacer la limpieza, pero es fundamental reconocer la mancha. Por ello te mostramos los métodos de acuerdo a la situación que se encuentre las botas de ante.

Por ejemplo a unas mancha de aceite o grasa. Para este tipo de casos existen una variedad de métodos, que si bien pueden ser bastante efectivos para la eliminación de este tipo de manchas, debes tener sumo cuidado al momento de emplearlos para no arruinar tus botas:

  • Los polvos de talco solo funcionarán si la mancha está fresca o lleva poco tiempo. Deberás espolvorear un poco sobre la zona manchada u dejar que se seque, luego podrás limpiar con suavidad usando  un cepillo.
  • El desengrasante es una buena alternativa, solo tendrás que usar un paño húmedo para frotar las manchas con este producto. Una vez que hayan desaparecido, podrás secar con un paño limpio y seco.
  • Si las manchas llevan tiempo, tu única alternativa segura es usar amoniaco. Pero para poder aplicarlo deberás diluirlo con una abundante cantidad de agua, esto se debe a que es un producto muy agresivo. Luego podrás comenzar a aplicarlo con ayuda de un cepillo, frota sobre las manchas y finalmente termina limpiando con un paño húmedo. Deja que las botas de ante se sequen al aire libre.

Limpieza a fondo si es humedad

Limpieza a fondo si es humedad

Luego de un día lluvioso es necesario limpiar tus botas al llegar a casa, de esta manera estarán limpias y secas:

  • En caso de que tus botas hayan sido rociadas con penas unas cuantas gotas de lluvia, solo tendrás que secar con un paño limpio y seco. De esta forma eliminarás las manchas de humedad, luego solo tendrás que dejarlas secar.
  • Si te ha caído un aguacero no habrá dudas de que tus botas de ante estarán completamente mojadas. Para evitar la formación de manchas tendrás que introducir e n su interior una buena cantidad de papel absorbente, de esta forma no solo eliminarás el exceso de humedad sino que además evitarás que las botas pierdan su forma.
  • Pero si las manchas de humedad son de hace un buen tiempo, solo tendrás que humedecer un poco la superficie de las botas y luego secar con un paño limpio. De esta forma te desharás de las manchas de agua seca.

En cualquier caso, luego de esto es recomendable que cepilles tus botas para así lograr un mejor acabado.

¿Qué pasa si hemos manchado las botas de ante de pintura?

¿Qué pasa si hemos manchado las botas de ante de pintura?

Las salpicaduras y manchas de pintura son las peores y las más difíciles de eliminar. Aunque esto no es imposible, para ello solo tendrás que seguir estos pasos:

  1. Deja que la pintura se seque, de lo contrario podrás estropear el calzado si este aún está húmeda.
  2. Cuando te asegures que esté completamente seca, podrás comenzar a limpiar con una lima para uñas o usar un poco de papel de lija fino. Asegúrate de raspar con suavidad para no  estropear la superficie de la bota.
  3. Si las manchas se resisten puedes emplear un método más agresivo, para ello solo deberás empapar una bolita de algodón con acetona. Luego tendrás que limpiar con toques sutiles y rápidos.
  4. Después podrás terminar de limpiar los restos con un paño húmedo y limpio.
  5. Finalmente solo tendrás que cepillar.

Así es como podrás eliminas las manchas más comunes que puedes amenazar a tus botas de ante.

Recuerda que puedes estar expuesto a cualquier terreno y cualquier imprevisto, pero no tengas miedo y hacer limpieza. Las botas de ante se mantienen solo con limpieza adecuada y buenos cuidados.