Quantcast

La primera magistrada del Supremo dona su toga al museo del tribunal

Milagros Calvo Ibarlucea, la primera mujer que fue nombrada magistrada del Tribunal Supremo, ha donado este lunes su toga al museo del órgano judicial, donde permanecerá expuesta.

Según ha informado el Alto Tribunal, la entrega se ha celebrado en el marco de un acto al que han asistido los miembros de la Sala de Gobierno del Supremo, incluido el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

La donación tiene lugar 19 años después de que Calvo Ibarlucea fuese nombrada magistrada de la Sala de lo Social del Supremo, donde ejerció hasta su jubilación en 2019.

Esta juez, original de Valladolid, inició sus estudios de Derecho en 1965, cuando las mujeres aún no podían ser jueces o fiscales, hecho que cambió un año después, cuando se les aprobó el acceso a estas carreras.

Calvo Ibarlucea empezó a desempeñarse como fiscal en 1979 en la Audiencia de Vizcaya y como magistrada en 1980. En 1984 fue destinada a Madrid y en cuatro años más tarde se sumó a la Magistratura de Trabajo, ahora conocida como la Sala de lo Social, del Tribunal Superior de Justicia de esta comunidad autónoma, para convertirse en la primera mujer en dicho cargo.

A lo largo de su carrera en la judicatura, también llegó a ejercer como docente de Derecho del Trabajo en la Universidad Complutense de Madrid.