Quantcast

González garantiza su apoyo a Sánchez, sin «interferir», pero avisa de que seguirá diciendo lo que piensa

El expresidente del Gobierno Felipe González le ha querido confirmar ahora su apoyo en público al líder socialista, Pedro Sánchez, tras haberse confesado «huérfano de representación» hace unos meses. Durante su intervención en el 40º Congreso Federal, González ha sentenciado que está a su disposición, pero que no va a «interferir», aunque siempre seguirá diciendo «lo que piensa».

Es más, González ha aprovechado su intervención para pedirle a Sánchez que «estimule» dentro del partido «la libertad de expresarse críticamente» y de «opinar lo que se piensa». «Así se construye la unidad en un partido que representa a la sociedad, porque queremos una sociedad que sea capaz de tener una opinión crítica», ha apostillado.

«EL PRESIDENTE SABE QUE ESTOY DISPONIBLE»

«El presidente sabe que estoy disponible. Sabe que digo lo que pienso, y pienso lo que digo, y sabe no interfiero», ha proclamado el histórico socialista antes de señalar, en este sentido, que su «lealtad es con un proyecto político», y que ese proyecto ahora lo encabeza Sánchez. «Adelante», ha arengado.

El expresidente ha sellado de este modo su reconciliación con Sánchez, aunque ha querido dejar claro, eso sí, que él no se calla, y que así va a seguir siendo. «Me siento libre porque digo lo que pienso, y me siento responsable porque pienso lo que digo», ha ahondado.

En este sentido, González ha defendido su derecho a opinar, aunque ha admitido que, desde su posición actual, ya no es su deber hablar constantemente de todo lo que pasa. «Como uno no debe ser el que da la respuesta, mejor me callo», ha apostillado. «No se me ocurre ponerle un telegrama o uno de esos de Internet a decirle: haz esto», ha señalado.

«LIBERTAD» PARA SER CRÍTICO DENTRO DEL PSOE

Eso si, le ha pedido a Sánchez directamente que garantice y «estimule» la libre opinión dentro del PSOE. «Libertad para explicar lo que se piensa, y responsabilidad para pensar lo que se dice. Eso es lo que nos va a dar fortaleza, y este es un momento en el que necesitamos fortaleza porque es un momentum socialdemócrata», ha apostillado.

Tras esta petición, González ha querido dejar constancia, en público, y ante los miles de socialistas asistentes al Congreso, que está «disponible» para Sánchez. «No interfiero y estoy disponible. Ni siquiera pretendo que se tenga en cuenta lo que opino, simplemente de buena fe, opino», ha asegurado. «Demasiado trabajo tienen los gobernantes», ha bromeado.

«Si no me preguntan no interfiero. Esa es mi disponibilidad y mi lealtad es con un proyecto político que encabecé 23 años como secretario general, 13 años y medio como presidente del Gobierno, y que ahora encabezas tú, Pedro Sánchez», ha concedido.

González también ha aprovechado su intervención para repasar su trayectoria, desde que fue elegido líder socialista en 1974 a las afueras de París, en Suresnes, y ha recordado sus victorias electorales.