Quantcast

La regiones de la UE exigen «la mejor protección» para los consumidores

El Comité Europeo de las Regiones (CDR) ha exigido este miércoles «la mejor protección» para los consumidores y que se tengan en cuenta «plenamente» los efectos de la crisis del coronavirus «a los que se enfrente la economía europea».

En un comunicado, las regiones de la Unión Europea han señalado que han aprobado un dictamen sobre la Nueva Agenda del Consumidor en el que se destaca «la importancia de proteger los derechos de los consumidores». Esa protección, ha incidido el CDR, debe tener en cuenta «los efectos de la crisis del Covid, los cambios medioambientales, la transformación digital, la globalización y las nuevas necesidades específicas de los consumidores vulnerables».

En este sentido, los dirigentes locales y regionales han destacado la necesidad de apoyar a las PYME «en su transición digital y ecológica sin aumentar las cargas administrativas». «La financiación europea es esencial para garantizar esta transformación», ha reclamado.

Según el Comité, el gasto de los consumidores representó el 52,6 por ciento del producto interior bruto (PIB) de la Unión Europea en 2019. «Mientras que las compras ‘online’ son ahora omnipresentes, las regulaciones europeas se han quedado atrás», ha recordado el CDR, que ha insistido en que la pandemia «mostró la importancia de un alto nivel de protección de los consumidores, así como de una estrecha cooperación entre las autoridades de la UE». «También puso de manifiesto ciertas lagunas en el marco de protección de los consumidores de la UE», ha apuntado.

La diputada de la Región de Bruselas-Capital y ponente del proyecto de dictamen sobre la Nueva Agenda del Consumidor, Alexia Bertrand (BE/Renew Europe), ha defendido que «la protección de los consumidores es una de las políticas europeas más importantes y directamente tangibles para los ciudadanos». «Sin embargo, el mercado europeo ha sufrido muchas transiciones fundamentales y se enfrenta a numerosos retos, como la reciente pandemia. Esto nos obliga a replantearnos la protección de los consumidores», ha dicho.

En este punto, Bertrand ha subrayado la «firme necesidad» de «mantener y aplicar los derechos de los consumidores». «No porque estos derechos estén ahora en uso o bajo coacción debemos ceder a cualquier tentación de debilitarlos», ha reiterado.

Así, el Comité Europeo de las Regiones ha subrayado en su dictamen «los retos inmediatos para los consumidores europeos, vinculados a la pandemia» y hace hincapié «en la necesidad de salvaguardar y aplicar con firmeza los derechos de los consumidores y el acervo comunitario pertinente en tiempos de crisis». «Por ejemplo, el reciente refuerzo de los derechos y obligaciones de los pasajeros de ferrocarril debería ampliarse para proteger a los consumidores de las cancelaciones en otros sectores, como la cultura y los eventos», ha indicado.

Además, las regiones de la UE han recordado que «el consumo sostenible es fundamental» para alcanzar los objetivos del Green Deal. Los miembros del CDR coincidieron en que «proporcionar información transparente y clara sobre la sostenibilidad, la reparabilidad y la huella social y medioambiental de los productos es esencial para tomar decisiones».

«Los entes locales y regionales desempeñan un papel importante en la promoción de nuevos modelos y comportamientos de consumo a nivel local y regional, como la economía colaborativa», ha añadido.

En este punto, el dictamen propone acciones como inventariar las iniciativas locales existentes para crear infraestructuras de reparación local y apoyar modelos de negocio que permitan a los consumidores comprar servicios en lugar de bienes; apoyar proyectos locales y regionales para desarrollar la educación financiera de los consumidores, incluidas las nuevas tecnologías digitales; y promover iniciativas de apoyo a las empresas locales y a la artesanía.

Por último, el dictamen pide que se establezca una cooperación entre los entes locales y regionales, las organizaciones de consumidores y las empresas, de modo que puedan unir sus fuerzas para aprovechar al máximo los recursos.