Quantcast

El Ibex 35 aguanta sobre los 8.900 puntos con un descenso del 0,31% en la media sesión

El Ibex 35 cedía un 0,31% en la media sesión de este miércoles, en la que aguantaba sobre la barrera de los 8.900 puntos, en un contexto marcado por las presiones inflacionistas y la moderación en el crecimiento económico mundial.

El selectivo español cotizaba en los 8.908 enteros a las doce del mediodía, con la banca liderando las pérdidas. Los mayores retrocesos los presentaban Sabadell (-3,35%), Bankinter (-3,06%), CaixaBank (-2,85%), Mapfre (-1,92%), Repsol (-1,4%), Santander (-1,39%) y Telefónica (-1,12%).

Por el contrario, en ‘verde’ destacaban los avances de Solaria (+3,14%), Siemens Gamesa (+2,98%), CIE Automotive (+1,56%), Indra (+1,51%) y Merlin (+1,42%).

Este miércoles, los inversores estarán atentos a la publicación del dato del IPC de Estados Unidos, al tiempo que conocerán las actas de la Reserva Federal (Fed), pendientes además del arranque de resultados empresariales en el país norteamericano.

Además, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado extender hasta principios de diciembre el límite de la deuda del Gobierno, una medida que ahora tendrá que firmar el presidente del país, Joe Biden, para convertir la medida en ley, evitando así que la Administración incurra en posibles impagos.

Por otro lado, se ha publicado que la tasa de desempleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó el pasado mes de agosto en el 6%, una décima por debajo de la lectura del mes anterior, con España (14%) como el país con peores datos de paro.

El resto de bolsas europeas presentaban caídas del 0,14% en Londres y subidas del 0,29% en París, del 0,72% en Fráncfort y del 0,02% en Milán.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en un precio de 83,06 dólares, con un descenso del 0,46%, mientras que el Texas se colocaba en los 80,33 dólares, tras caer un 0,41%.

Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1559 ‘billetes verdes’, mientras que la prima de riesgo española se situaba en 61 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,495%.