Quantcast

Cuidado de personas mayores en el hogar: una opción que debes valorar

Durante la vejez, las personas mayores deben tener espacios y rutinas que les faciliten y garanticen una mejor calidad de vida. Por ello, elegir el cuidado de personas mayores en el hogar se ha convertido en una opción cada vez más popular y demandada por miles de familias. 

Para el año 2050, las personas mayores de 60 años representarán un 30% de la población de toda España, según el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en el país. Debido a esto y, al poco tiempo que poseen algunas personas para cuidar a sus padres o abuelos, los servicios de cuidado de personas mayores a domicilio se han popularizado mucho en los últimos años. 

Existen diferentes mecanismos para contratar a un cuidador para el hogar, sin embargo, una de las opciones más viables y mejor valoradas por las familias es contratar los servicios profesionales de empresas como Depencare, quienes se encargan de la selección y la gestión administrativa de los mejores cuidadores. 

Al momento de contratar a un cuidador, el cliente debe exponer a la empresa sus necesidades y requerimientos, ya que la misma se encargará de escoger a la persona ideal para cuidar a la persona mayor. El proceso de selección se basa en la edad, la experiencia, la cantidad de horas y los días de trabajo, así como las afecciones de salud de la persona mayor, entre otros. 

Ventajas de un cuidador de personas mayores a domicilio 

Un cuidador de personas mayores a domicilio proporciona grandes ventajas a la familia y al anciano. A través de los servicios de plataformas como Depencare, los clientes pueden ahorrar dinero en la inscripción a una residencia, comprobar de primera mano el desempeño de los cuidadores y prevenir enfermedades como la depresión o la ansiedad. 

Por esta razón, a continuación se presentan algunas de las principales ventajas de contar con un cuidador de personas mayores en el hogar.  

Atención personalizada

Una de las ventajas de contar con el servicio de cuidado de personas mayores a domicilio, es que la atención es totalmente personalizada. En otras palabras, el cuidador se podrá adaptar a las horas requeridas por el cliente. 

De acuerdo con las necesidades de cada usuario, los servicios podrán variar, con la ocupación desde un par de horas, un día o de forma permanente. De esta manera, el cuidador, la familia y la persona mayor pueden acoplarse a horarios flexibles y evitar los típicos horarios rígidos de los centros de atención para mayores.

Además, antes de hacer el contrato, la empresa se encarga de evaluar los requerimientos del cliente y el perfil del cuidador, con la finalidad de presentarle a la familia una persona ideal para su hogar. 

Mantienen espacios y la rutina 

Una de las principales ventajas de tener a un cuidador en el hogar es que la persona mayor puede estar en un lugar donde se sienta cómodo y a gusto, lo que puede propiciar un buen estado de salud mental y estabilidad emocional. 

Cuando las personas mayores están en un entorno conocido y familiar, se sienten más seguros. Además, quedarse en el domicilio es beneficioso para los abuelos que tienen problemas de memoria, debido a que se establecen rutinas, hábitos y regularidad en la mente de dichas personas. 

Compañía asegurada

Un gran número de personas mayores que se encuentran en residencias para ancianos, sufren soledad y aislamiento social, por lo que no es fortuito que experimenten algún tipo de trastorno psicológico, como depresión, estrés o ansiedad. 

Tener un cuidador de personas mayores en casa facilita el contacto directo con la familia y los amigos. De esta manera, el anciano se mantendrá ocupado, feliz y con mayor calidad de vida. 

Para los ancianos es fundamental sentirse acompañados y útiles, por lo tanto, puede ser beneficioso tener a una persona dedicada 100% a él o ella, porque así sentirá una conexión especial y nunca sufrirá soledad. 

Ahorra dinero 

Otra ventaja fundamental de contar con un servicio de cuidado de personas mayores es que no es tan costoso en comparación con una residencia de ancianos. El precio final de un cuidador estará sujeto a la cantidad de horas, días, el trabajo físico que se necesite en el domicilio e incluso las patologías que pueda tener la persona mayor. 

Sin embargo, las tarifas siempre serán más económicas frente a los precios de una residencia, donde se paga por comida, servicios de limpieza, ocio y demás. 

Mejora la calidad de vida de la familia 

Un beneficio importante de tener a un cuidador en casa es que mejora la dinámica y la calidad de vida de la familia, ya que no tendrán que preocuparse por si el abuelo está solo, se haya podido caer, si se ha bañado o tomado su medicina, o si cumplió con su dieta. 

Asimismo, las empresas de cuidadores garantizan al cliente una constante comunicación y la familia podrá evaluar de primera mano el rendimiento del cuidador. Así mismo, podrá reportar en tiempo real a la empresa la calidad de su servicio y, en el caso de Depencare, podrán hacer las sustituciones de cuidador la cantidad de veces que sean necesarias. 

Atención médica de primera mano 

Los cuidadores también tienen conocimientos en enfermería, primeros auxilios y, en algunos casos, en fisioterapia; por lo tanto, si la persona mayor tiene una emergencia, el cuidador será capaz de atender rápidamente al anciano mientras llegan los equipos de emergencia.  

Tipos de cuidadores 

Las empresas de cuidadores a domicilio cuentan con dos modalidades de trabajo, uno interno y otro externo, de acuerdo con las necesidades del paciente y sus familiares. 

En este sentido, la modalidad interina se refiere a un cuidador con todos los conocimientos necesarios para atender a cualquier persona mayor, durante largas jornadas de trabajo, como una semana o un fin de semana completo. 

En cambio, cuando la empresa se refiere a una modalidad externa, los cuidadores son contratados solo por las horas necesarias, generalmente, son una o dos horas al día. 

Como se puede ver, los servicios de cuidados de personas mayores a domicilio son una gran alternativa para la salud y la comodidad de los ancianos. Además, esta modalidad se ha popularizado por ser económica, por contar con grandes profesionales expertos en el área y por ser una opción donde la persona mayor puede disfrutar de sus familiares, hijos, nietos y sobrinos.