Quantcast

Un misionero vasco impulsa en Ecuador un museo de la cultura montubia

El sacerdote y misionero alavés Juan Ramón Etxebarria ha impulsado en Ecuador, donde lleva más de cuatro décadas, el primer museo de la cultura montubia, una identidad regional que empezó a surgir tras la llegada de los españoles a América.

Nacido en 1950 en Urbina y pastoralmente crecido en Kuartango, Etxebarria ingresó como seminarista en 1971. Fue ordenado sacerdote en 1976 y un año después dio forma a su vocación de misionero trasladándose a Ecuador para trabajar en favor de las personas más empobrecidas.

Fijando su residencia en la pequeña localidad de San Isidro, en la región de Manabí, Etxebarria se ha volcado en recuperar las raíces propias de un porcentaje muy pequeño, alrededor de un 10%, de Ecuador: la cultura montubia, una identidad regional que nació, en plena explotación cacaotera, fruto de la mezcla de africanos, españoles e indígenas, según explica la diócesis de Vitoria en un comunicado.

En concreto, señala que las sociedades nativas se mezclaron con los conquistadores españoles, principalmente andaluces, dando paso a la identidad montubia. Poseen un habla popular propio, el amorfino, así como una gastronomía, vestimenta, folclore y tradiciones diferenciadas del resto de Ecuador.

La actual Constitución ecuatoriana de 2008 reconoce los derechos del pueblo montubio «por constituir una etnia social que comparten las mismas creencias, tradiciones, costumbres, normas, formas de pensar y habla popular».

MÁS DE 40.000 FAMILIAS

Actualmente, hay más de 40.000 familias repartidas en 1.200 comunidades montubias del litoral, principalmente en las Provincias de Manabí y Los Ríos, donde trabaja desde hace mas de 40 años este misionero alavés y donde las misiones vascas están presentes desde hace siete décadas.

Según precisa la diócesis de Vitoria, esta identidad propia de esta parte de Ecuador se fue despreciando con el paso de los siglos desde las propias instituciones así como por la población autóctona, porque se consideraba ligado a un aldeanismo ignorante, hasta el punto de que en los años 80 estuvo a punto de desaparecer al no quedar apenas rastro de ella.

El sacerdote Juan Ramón Etxebarria, desde que llegó a finales de los años 70, comenzó un proceso de recuperación de las raíces del pueblo montubio dándole «un fuerte y determinante impulso».

Consecuencia de esto es el comienzo de las obras de lo que será el primer museo de la cultura montubia en Ecuador, todo un hito para el poco más del millón de ecuatorianos pertenecientes a este pueblo.

Sobre un terreno de 12 hectáreas, este centro cultural estará ubicado en la ciudad de San Isidro, en la Provincia de Manabí, junto al río Cangrejo. El objetivo de este primer museo montubio será crear un espacio cultural y antropológico donde difundir y estudiar esta cultura, abierto a locales y visitantes.

Tendrá diferentes estancias y contará con material audiovisual así como con espacios destinados a talleres y aulas para formación. Además, junto al museo se levantarán unas instalaciones históricas para mostrar cómo eran los poblados montubios en su origen con espacio para ferias gastronómicas y conciertos tradicionales montubios.

APOYO DE LA DIÓCESIS DE VITORIA

La Diócesis de Vitoria, a través de la Oficina de Misiones, está apoyando económicamente este proyecto para poder inaugurarlo a lo largo del próximo 2022 y dar fuerza, de la mano del misionero Etxebarria a esta cultura del siglo XVII.

En el último año el equipo misionero en esta región de Ecuador se ha visto reforzado con la llegada de dos nuevos sacerdotes, los alaveses José Antonio Chávarri y Juan Cruz Donés, ambos ligados en los últimos años al equipo parroquial del pueblo de Alegría y que con su llegada a Sudamérica viene a reforzar la misión de la Iglesia es el país andino.