Quantcast

Pizza a los cuatro quesos: la base que debes darle a la masa para que quede espectacular

La pizza a los cuatro quesos suele ser preparada por los italianos con mozzarella, gorgonzola, fontina y parmesano, cuatro quesos que combinados entre sí le otorgan una majestuosa cremosidad, aroma y sabor. Al llevar esta exquisita combinación de quesos (que pueden cambiar en algunas regiones), la masa toma un protagonismo especial, y formar una base fina y crocante se convierte en una regla casi obligatoria para tener un resultado sencillamente espectacular.

Si deseas hacer una pizza a los cuatro quesos y disfrutar de toda la cremosidad de su superficie y la textura crujiente de la base, acompáñame a conocer esta receta, que te dará como resultado la masa más divina que te puedas imaginar.

Consejos finales

Pizza a los cuatro quesos: la base que debes darle a la masa para que quede espectacular
Foto: Pixabay

En caso de desear una masa para pizza más gruesa con una base esponjosa, deja que la masa repose por una hora inicialmente, luego divídela y estírala, dejando que repose por 30 minutos adicionales.

De esta forma obtendrás una masa aún más esponjosa que será igualmente deliciosa. Elige el queso de tu preferencia, con queso de cabra, mozzarella, azul y parmesano tendrás una explosión de sabores en tu boca.