Quantcast

Golondrina, vencejo y avión común no pueden adaptarse a los rápidos efectos del cambio climático

El vencejo común (Apus apus), la golondrina común (Hirundo rustica) y el avión común (Delichon urbicum) no pueden adaptarse lo suficientemente rápido a los efectos del cambio climático, según advierte Ecologistas en Acción con motivo de la celebración este sábado del Día de las Aves Migratorias en el marco de su campaña ‘Las tres mosquiteras’.

La ONG avisa de que estas son las tres especies de aves migratorias con mayor presencia en el territorio nacional y para paliar su declive ha puesto en marcha campañas para concienciar sobre su estado vulnerabilidad al no poder adaptarse a tiempo a los efectos del cambio climático.

Ecologistas alerta de que el aumento inundaciones, sequías, incendios, nuevas enfermedades y olas de calor debido a los efectos del cambio climático, que también ha alterado los hábitats que complica la obtención de alimento y anidación sobre todo de las aves migratorias y ello ha producido un descenso en el número de especies migrantes así como cambios en el calendario migratorio y los ciclos reproductivos.

La campaña de la organización persigue «implicar a la sociedad civil y a las administraciones la conservación de estas aves» a través de distintas acciones como campañas en redes sociales, trípticos informativos o una guía para facilitar su censo, así como propuestas de ordenanzas municipales para que ayuntamientos adopten medidas urbanísticas para la conservación, y por último, acciones de conservación, sensibilización y denuncia de los territorios con grupos locales de la organización.

Por otro lado, aunque la migración ha concluido para muchas aves este año, desde la organización, afirman, seguirán defendiendo durante todo el año la conservación de las aves migratorias con iniciativas ciudadanas y ejerciendo presión en las administraciones.

Finalmente, afirman, continuarán trabajando con grupos locales para negociar con municipios la aprobación de ordenanzas de protección y coordinación de acciones ciudadanas para la conservación de los nidos. De manera que, «cuando las aves migratorias vuelvan a visitarnos la temporada que viene, podrán encontrar sus casas igual que las dejaron», concluye.