Quantcast

Cómo dar de alta a una empleada del hogar

Contratar una empleada del hogar no solo es contrato de palabra, es una responsabilidad que se toma. Pues esta persona se encargará de limpieza, planchado , cocina e incluso se encarga del cuidado de ancianos, niños o personas enfermas.

Sin importar si la empleada del hogar estará de forma diaria o si estará por horas. Quizá unos días en la semana o al mes, pero igualmente lleva un proceso legal pues hay que dar el alta como empleador. Puesto que se hará una contratación y procederá con la cotización a la Seguridad Social.

LEA TAMBIÉN: LA TGSS LANZA UN PORTAL QUE PERMITIRÁ DAR DE ALTA A UNA EMPLEADA DEL HOGAR EN 6 MINUTOS

El tema de contratar a una empleada del hogar es más común de lo que parece. Puesto que mayormente en algunas familias se hace complicado atender todo lo relacionado a la casa, incluso en el cuidado de niños o familiares de tercera edad.

Por ello es que las contrataciones de una o varias empleada del hogar es un proceso más común de lo que parece. Y aunque pareciera que solo es un simple contrato hablado , existe un proceso legal de por medio. Es decir que el contratante debe realizar una serie de trámites y responsabilidades que debe asumir al respecto.

Perfil de empleada del hogar

Perfil de empleada del hogar

Antes del proceso del trámite legal, muchos contratantes se fijan en puntos importantes. Algunos simplemente dan oportunidades a quienes se están iniciando en este oficio, pero hay otros quienes toman en cuenta algunos aspectos.

Por lo general, los contratantes exigentes suelen tomar en cuenta la consciencia que tenga la empleada del hogar de que está ejerciendo una labor orientada a mejorar la calidad de vida y el bienestar de un semejante. Esto en caso que se encargue del cuidado de una persona mayor o de niños.

Los rasgos actitudinales del cuidador deben estar en estricta concordancia con valores morales básicos como el respeto. También el compromiso, la tolerancia, la solidaridad, el profesionalismo o la predisposición a mantener una comunicación saludable. Puntos que son tomados en cuenta durante la contratación.

También el nivel de experiencia. El trabajo doméstico es un sector profesional relativamente complejo que puede suponer grandes retos. La experiencia previa puede ser una garantía de calidad y efectividad.

Aquellos perfiles profesionales que cuentan con una trayectoria sólida dentro del sector cuentan por lo general con más recursos y herramientas para desempeñar su trabajo de forma precisa y flexible. La selección del perfil más adecuado debe pasar por una fase de análisis en la que se ponga en valor las referencias de cada candidato.

Proceso para el alta

Proceso para el alta

Tras haber seleccionado a una persona capaz de ser empleada del hogar y que se ajusta a sus requerimientos, es tiempo de dar el alta. Debes saber que al contratar a una persona que se encargue de las tareas domésticas, pasas a convertirte en un empresario para efectos de la Seguridad Social.

Lo único que cambia es que las obligaciones no serán iguales a las de una empresa o autónomo. Puesto que la Seguridad Social es clara y sabe que en el ámbito familiar no se pide lo mismo que un negocio. Ya que la relación existente con la empleada del hogar es basada en confianza.

Por esta razón, los trabajadores de este oficio se integran en un régimen especial: Sistema Especial para Empleados de Hogar.

Una empleada del hogar se encarga del trabajo que requiere una vivienda. Por esta razón quien lo contrata es el titular de esa vivienda. Lo que quiere decir que el titular del domicilio o lugar de residencia bien lo sea por propiedad, arrendamiento o cualquier otro título de ocupación, hace el contrato.

Por esta razón se hace claro que el empleador es el responsable de tramitar el alta de la empleada del hogar en la Seguridad Social.

Tome en cuenta

Tome en cuenta

Si la empleada del hogar trabajará menos de 60 horas al mes en el domicilio, puede que se ocupe del proceso. Pero el empleador será quien firme la solicitud y sume la responsabilidad del ingreso de las cuotas de la Seguridad Social.

Se hace la salvedad que si hay una ruptura de relación laboral, el contratante puede solicitar la baja del empleado. Pero ten en cuenta que no se da de baja la empleada del hogar, el contratante es responsable subsidiario del pago de las cuotas.

La Seguridad Social podría exigir en caso de impago , salvo que haya pruebas que se canceló al empleado y culminó la relación laboral.

Puedes dar de alta a una empleada del hogar de tres formas distintas:

Lo primero que se debe hacer es  inscribirse en la Seguridad social como empresario y obtener el Código de Cuenta de Cotización (CCC) utilizando el modelo TA.6-0138_HOGAR.

Esta cuenta de cotización se mantendrá aunque vayas cambiando de empleado o contrates a más de uno.

También deberás dar de alta al trabajador cumplimentando el modelo TA.2/0138 con tus datos y los del empleado, las horas de trabajo, el salario que pagas y una cuenta bancaria en la que se cargarán las cotizaciones:

  • Con el empleador como titular, si tú te ocupas del ingreso de las cuotas
  • O con el empleado, si él ha asumido esta tarea porque trabaje menos de 60 horas por hogar.

La Seguridad Social calculará la cotización mensual y pasará el cargo a la cuenta bancaria designada a la finalización del mes siguiente a su devengo.

El alta del empleado se debe tramitar antes del inicio de la actividad laboral, con una antelación máxima de 60 días.

La variación de datos como el horario de trabajo o el tipo de contrato, etc. así como la baja del empleado debe tramitarse en los 3 días siguientes al del hecho que lo motiva.