Quantcast

¿Es tan merecida la fama del tarot?

Prácticamente todo el mundo conoce el tarot, algo lógico, dado que data de la época de las pirámides. No es algo nuevo, ni una moda pasajera, es una práctica casi tan antigua como nuestra civilización. Por desgracia, la fama obtenida últimamente no es precisamente buena, y en muchos casos, con razón.

Los años de supuestos tarotistas televisivos a horas intempestivas, de videntes “famosos” retransmitiendo tiradas embebidos en colorida parafernalia y similar escenario, han hecho flaco favor a la fama del tarot.

Tampoco los gabinetes masificados con cientos de “tarotistas” en algún call center perdido del mundo, publicando anuncios y reclamos cada vez más inverosímiles, prometiendo cumplir deseos cuál lámpara de Aladino. Es cierto que la profesión de tarotista se ha visto embarrada por estafadores y oportunistas, cuyo afán únicamente ha sido el de obtener beneficios rápidos a cualquier precio. Tarifas de uno, dos, y hasta cinco euros el minuto en algunos casos.

Otros, además de cobrar la tirada, se han dedicado a vender milagrosos amarres o supuestos extras necesarios para que se cumplan sus predicciones, que rara vez terminan en buen fin. En algunos casos, incluso tienen teleoperadores siguiendo un guion predefinido en lugar de realizar tirada alguna. Por suerte, estamos en la era de la información, y cada vez más la gente se informa a la hora de buscar tarotistas recomendadas que merezcan la pena.

Como en cualquier sector, hay manzanas podridas, pero con el tiempo se acaban conociendo, o desapareciendo. Como dijo Abraham Lincoln, “se puede engañar a algunos todo el tiempo, o a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”. Por eso es tan complicado encontrar buenos gabinetes, o tarotistas particulares, que resistan el paso de los años.

En España hay muy pocos casos de gabinetes de tarot que superen los 20 o 25 años de existencia. Uno de ellos es el equipo de tarot de Mercedes Dantés, que lleva en activo desde el año 1994, aunque solo los últimos 7 años con presencia en Internet. Según ellos mismos, el secreto de su éxito para llevar tantos años en un mercado tan competido es el trato al cliente y el “boca a boca”. La selección de sus tarotistas es primordial, basándose en las opiniones de sus clientes.

Al contrario que otros gabinetes, mantienen durante muchos años a sus mejores tarotistas, llevando algunos más de 10 y hasta 20 años en el equipo.

También son autores de uno de los horóscopos más consultados de España, y uno de los primeros gabinetes en ofrecer una tirada de cartas gratuita de 5 minutos para probar el servicio. Entre sus puntos fuertes también destaca la tranquilidad y seguridad que ofrece un gabinete con tanta experiencia, desde los pagos, siempre seguros y con precios muy ajustados, hasta el trato de recepcionistas y tarotistas, con teléfono de atención al cliente incluido. Su filosofía es dar el mejor servicio posible y satisfacer las expectativas del cliente a largo plazo, lo cual cumplen, ya que algunos clientes llevan muchos años usando sus servicios y repitiendo cuando lo necesitan.

Está claro que el buen hacer, las recomendaciones y buenas opiniones de los clientes, son la mejor política a largo plazo. Además de este gabinete, hay un par de excepciones más de buen hacer y que lleven muchos años en activo. Por desgracia, no es la norma en nuestro país, lo más habitual es que se enfoquen en el tema económico en lugar de hacerlo en ayudar al cliente. Muchas personas utilizan este servicio con fines, no solo adivinatorios, sino terapéuticos en cierto modo.

Más allá de lo esotérico, el poder desahogarte libremente con alguien, sin que te juzgue, poder escuchar opciones, o tener una perspectiva diferente, sin duda, es una gran liberación. Quizás, este es el motivo de que tanta gente siga usando estos servicios a pesar de la fama que puedan tener, merecida o no.