Quantcast

Consejero murciano no acudirá a la manifestación en defensa del Mar Menor

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha confirmado este lunes que no acudirá a la manifestación que han convocado para este jueves, día 7, varias organizaciones en defensa del Mar Menor para exigir soluciones «reales».

La marcha, que han convocado Pacto por el Mar Menor, ANSE y Ecologistas y Grupo ILP Mar Menor, entre ellas, será a partir de las 20.00 horas y tiene previsto salir desde la Consejería de Agricultura y concluir en San Esteban, sede del Ejecutivo murciano. En este sentido, considera el consejero que se trata de una marcha «política».

«Nos llama bastante la atención que está perfectamente definido que se trata de una manifestación política, ya que el hecho de que inicialmente se propusiera un recorrido que fuera únicamente por dependencias regionales denota, de alguna forma, el sentido político» de la misma, ha manifestado Luengo.

Ha dejado claro que todos los murcianos están sensibilizados e implicados en la recuperación y protección de la laguna y ha recordado que ya en 2019, en Cartagena, se sumó a la manifestación «masiva» porque consideró que «era importante mostrar esa unidad, reflejar la necesidad de llevar a cabo actuaciones en esa recuperación del Mar Menor».

Dos años después, ha subrayado, «tras terminar el Plan Vertido 0 y tener definidas las actuaciones para evitar la degradación del Mar Menor que garanticen su recuperación y vista la pasividad y nula actuación por parte del Ministerio, el sentido es otro».

A juicio de Luengo, «tiene un sentido político», por lo que ha declinado «contribuir a ningún tipo de objetivo que no sea el importante, que es la recuperación y protección del Mar Menor».

AMENAZA DE UN NUEVO EPISODIO DE ANOXIA

Sobre la amenaza de un nuevo episodio de anoxia, como advirtió la semana pasada, Luengo ha afirmado que la situación sigue siendo «crítica» y se va monitorizando de forma continua el estado de la laguna y los parámetros de oxígeno, clorofila, transparencia y turbidez.

El viento es el factor meteorológico que está influyendo y dependerá de la acción del mismo para ver si se produce o no ese episodio de anoxia. Según el resultado de la monitorización, «el valor de oxígeno en la masa de agua disminuye en algunos momentos el riesgo de anoxia y en otros se aumenta, por lo que hay que seguir vigilando».

Preguntado sobre si llevarán a cabo el dragado de la gola de Marchamalo sin permiso del Ministerio, ha dejado claro que «bajo ningún concepto» lo harán. En este sentido, espera que el Ministerio proceda a su ejecución «una vez que se le envió el proyecto» pero todo en aras al cumplimiento de la ley. «El Ministerio tiene la pelota en su tejado», ha indicado.

PRESIONES QUE SUFRE EL MAR MENOR

En clave política y sobre los regadíos ilegales, el consejero ha recordado que la Asamblea Regional dotó a la Comunidad de un ordenamiento jurídico para «obligar» a esos terrenos que regaran de forma ilegal a restituirlo, ya que la CHS «no lo estaba haciendo».

Ha puntualizado, al hilo, que «113 están en tramitación, que son unas 2.130 hectareas, y 45 llegaron hace unas semanas», tras lo que ha asegurado que el plan para llevar cabo esa restitución no es otro sino la ley, la Ley del Mar Menor, ha zanjado. También ha comentado que las inspecciones que se llevarán a cabo en el Mar Menor «se incrementarán de forma importante».

Luengo ha hecho un repaso por las actuaciones que el Gobierno regional está llevando a cabo al respecto y ha recordado los impactos que sufre el Mar Menor.

Por un lado, la masa de agua del acuífero subterráneo, «con una elevada concentración de nutrientes por esas prácticas agrícolas que no son las actuales», de ahí la necesidad de su descontaminación o la bajada del acuífero para que no se produzca el intercambio de agua, por lo que hay que extraer ese agua.

Otra de las presiones son las entradas de agua superficiales, que se producen en episodios de lluvia. De hecho, ha señalado que en apenas dos años, desde el 8 de noviembre de 2019 hasta el 29 de septiembre de 2021, «han entrado al Mar Menor unos 19,53 hm3 de agua a través de la rambla del Albujón, lo que supone unos 30 millones de litros diarios de media y 5.000 kilos de nutrientes diarios de media».

Luengo ha vuelto a insistir en la necesidad de poner en marcha las obras para la construcción del Colector Norte, ya que se pasaría de 3 a 12 hm3 de agua «lo que se evitaría que llegara al Mar Menor con esta infraestructura», de manera que la rambla del Albujón se «secaría». En concreto, ha señalado que «la mayor concentración de nutrientes se produce en la zona de la desembocadura de la rambla del Albujón».

En este sentido, Luengo ha destacado la importancia del proyecto de construcción de los biorreactores, que se basa en 15 balsas que se encargarían de desnitrificar o quitar los nutrientes, en un periodo de tiempo de entre 12 y 24 horas, de unos 6,3 hm3 anuales.

Estas balsas «evitarían la entrada de agua al Mar Menor de 1.260 toneladas», pero ha lamentado que el Ministerio lo rechazara. De manera que «aunque no se puede evitar la entrada de agua al Mar Menor procedente de la rambla del Albujón, se garantizaría que no llevara nutrientes ese flujo del agua», tratándose de una medida «paliativa».

A su juicio, si el Ministerio «tuviera interés en llevar a cabo la ejecución del Plan de Vertido 0, con un importe de 600 millones de euros, con la redacción de proyectos terminados y la dotación económica sería sencillo llevar a cabo la ejecución del mismo». Por ello, ha pedido que «el que quiera trabajar que se sume y el que no, que no estorbe».

También ha resaltado la importancia de construir diques en las ramblas ante la previsión de que pueda llegar una DANA o cualquier tipo de lluvia torrencial, que es otro de los impactos que pueden «alterar» la evolución de la laguna; y la instalación de 1.000 sondas de control para garantizar que «el volumen de agua que se aplica a la planta de riego localizado en ese momento se cese para que no se produzca esa filtración».

Luengo, que ha hablado igualmente de las actuaciones en origen y ha defendido la necesidad de aplicar la ley del Mar Menor, ha precisado que el Gobierno murciano ha inspeccionado ya «más de 10.000 hectáreas», así como la red de saneamiento, identificando un millar de pozos. Además, ha puntualizado que se han retirado más de 12.700 toneladas de biomasa.