Quantcast

Urkullu propone «huir de definiciones maximalistas del derecho a decidir»

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha advertido de que para poder lograr avances en materia de soberanía y autogobierno, es necesario «huir de definiciones maximalistas del derecho a decidir» y buscar acuerdos institucionales y políticos basados en el respeto a la «pluralidad», que posteriormente puedan ser sometidos a referéndum o consulta por cauces legales.

Urkullu ha respondido este viernes, en el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco, a una pregunta de EH Bildu sobre los planes del Gobierno autonómico en torno a la consecución de un nuevo «estatus político» para Euskadi.

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha recordado al lehendakari que en la pasada legislatura, el PNV y EH Bildu alcanzaron un principio de acuerdo en torno a las bases sobre las que debiera sustentarse un eventual nuevo estatuto político.

Iriarte ha subrayado que aquel acuerdo ya era un reflejo de la «pluralidad», y ha advertido de que no se puede otorgar un «derecho a veto» a determinadas formaciones para que impidan reformar el sistema de autogobierno.

«NO ESTÁ REGULADO»

Urkullu ha recordado que el derecho a decidir «no está jurídicamente regulado», y ha recordado que el Tribunal Constitucional ya rechazó en su día la Ley de Consultas aprobada por el Parlamento Vasco.

En este contexto, ha afirmado que la labor de la Cámara vasca se debe centrar en «acordar una articulación jurídica para dar un cauce efectivo y con garantías» a las demandas de la ciudadanía.

Además, ha reafirmado su compromiso con la protección de la «pluralidad». Urkullu ha afirmado que cree que «es posible avanzar en un nuevo estatus sobre la base de la pluralidad de este Parlamento». «Creo que es posible [lograr] aquí un acuerdo institucional sobre el que después decida la ciudadanía en referéndum».

En la misma línea, ha manifestado que «el derecho a decidir se debe basar en un acuerdo político e institucional que luego deberán ratificar los ciudadanos».

«Para poder avanzar hay que huir de definiciones maximalistas del derecho a decidir, pasar de especulaciones e inconcreciones a una concreción», ha añadido.

«SOBERANÍA COMPARTIDA»

En este sentido, ha subrayado que «en todo este tiempo no he visto una decisión que rompa el ordenamiento jurídico que sea eficaz». Urkullu ha insistido en su apuesta por un acuerdo que respete la «soberanía compartida» entre Euskadi y el Estado, y que se base «en el respeto y reconocimiento» de las partes, así como en la asunción de «la capacidad singular de Euskadi para la toma de decisiones».

Por todo ello, ha reiterado que el modelo a seguir ha de ser el Concierto Económico, que podría emplearse para la articulación de un «Concierto Político» basado en «la lealtad y el respeto mutuo».