Quantcast

UP defiende «la necesidad de que Navarra se dote de un medio público de comunicación»

La coordinadora general de Podemos Navarra, Begoña Alfaro, se ha reafirmado este viernes en «la necesidad de que Navarra se dote de un medio público de comunicación a la mayor brevedad posible basado en el rigor, la independencia profesional de sus periodistas y la veracidad de sus contenidos» como «mejor garante del autogobierno y el progreso».

En un comunicado, Alfaro ha puesto en valor la «valía profesional» de «la inmensa mayoría de periodistas que trabajan en Navarra», pero ha afirmado que «no podemos olvidar que la mayoría también de las empresas periodísticas que trabajan en nuestra tierra tienen sus centros de decisiones en otros puntos de la geografía estatal con lo que se presenta como imperiosa la necesidad de articular un medio propio cuyo centro de decisión esté en Navarra».

En este sentido, la coordinadora general de Podemos Navarra ha recordado que «el estudio para la creación de una plataforma multimedia digital adaptada al avance imparable de las nuevas tecnologías y de los nuevos soportes de consumo de la información, viene recogido en el acuerdo programático firmado por cuatro fuerzas hace poco más de dos años». Y ha considerado que «no hay mayor lealtad a un Gobierno que exigirle el cumplimiento del citado acuerdo programático».

Alfaro ha destacado que 14 comunidades ya tienen televisiones públicas y ha remarcado que «esta última semana hemos sido muchas las que hemos buceado en las redes sociales e internet en busca de piezas informativas de la TV pública canaria en relación al volcán de La Palma porque se han dedicado a eso, a ofrecer un servicio público de información, muy alejado del sensacionalismo hiriente de las grandes cadenas». «Eso es un servicio público y eso es lo que queremos para Navarra», ha reivindicado.

Por último, la líder de Podemos Navarra ha reclamado al portavoz de NA+, Javier Esparza, que «abandone la oposición de destrucción masiva que está llevando a cabo y que deje de hacer el ridículo al hablar de Cuba o Venezuela con la propuesta que Podemos integró en el acuerdo de gobierno porque tendría que llamar cubanos o venezolanos a compañeros de su partido en Andalucía, Madrid, Murcia, Valencia, Extremadura, Castilla y León, Aragón, Baleares, Asturias …, comunidades todas ellas que han tenido televisiones públicas bajo gobiernos del PP».