Quantcast

ERC y Junts votan divididos sobre si la mesa de diálogo es entre miembros de los gobiernos

Junts ha votado en contra este jueves en el Debate de Política General en el Parlament a una propuesta de resolución de los comunes sobre el impulso de la mesa de diálogo y negociación con miembros de la delegación catalana que formen parte del Govern, que ERC ha votado a favor.

En el texto, los de Jèssica Albiach proponen que la cámara exprese su «apoyo al presidente de la Generalitat en el impulso de la mesa de diálogo. Un diálogo y una negociación que tiene que ser de Gobierno a Govern, con delegaciones conformadas únicamente por miembros del gobierno catalán y del español».

Este texto, extraído del acuerdo de la mesa de diálogo ha sido respaldado por los miembros que conforman la delegación del Gobierno central –PSC y comunes– pero no por la totalidad de la parte catalana: ERC ha votado a favor mientras que Junts, junto con Vox, CUP, Cs y PP han votado en contra.

La conformación de la delegación catalana en ese espacio supuso una nueva fractura entre los socios de Govern, después de que Junts, el día antes de la reunión de la mesa del 15 de septiembre, anunciara al presidente del Govern, Pere Aragonès, que algunos de sus candidatos eran ajenos a su Ejecutivo.

Esta decisión, que los de Carles Puigdemont defienden como inalterable, provocó que el presidente les apartara de la delegación que se quedó sin miembros de Junts, aunque Aragonès insistió en que en el momento en que propongan a miembros del Govern podrán sentarse en la mesa y formar parte de las negociaciones.

Pese a la ausencia de Junts, el jefe del Ejecutivo catalán defiende que la delegación catalana representa al conjunto del Govern, «de Cataluña», dijo el martes en su discurso en el Debate de Política General.

«La delegación catalana representada por el Govern en la mesa representa a toda la sociedad», zanjó en su intervención frente a los diputados y consellers de Junts presentes en el Cámara catalana.

La propuesta de los comunes, que forman parte de la mesa al estar en el Gobierno, recoge simplemente los acuerdos alcanzados entre la Generalitat y el Ejecutivo de Pedro Sánchez en la reunión de mediados de septiembre que ponía las bases y metodología de trabajo, pero a su vez ponía a prueba si realmente lo que dice Aragonès sobre que la delegación catalana representa también a la parte de Junts en el Ejecutivo, es así o no.

Finalmente, los socios de gobierno han votado uno a favor y otro en contra, reflejando que, pese a compartir gobierno y fijar como objetivo la independencia, tiene estrategias dispares para llegar hasta ella.