Quantcast

La CUP mantiene su propuesta de referéndum tras el rechazo de ERC y Junts a transaccionarla

ERC, Junts y la CUP han mantenido este jueves una reunión en el Parlament a petición de los ‘cupaires’ que buscaban transaccionar una propuesta de resolución e incluir un punto con el referéndum que proponen para este mandato, pero el encuentro no ha dado sus frutos y mantendrán su propuesta de resolución que se votará en el pleno de este jueves por la tarde y que tiene escasas posibilidades de salir adelante.

Fuentes de la CUP han subrayado que han sido ellos quienes han pedido esta reunión tras escuchar las declaraciones de miembros de ambos partidos en contra de su propuesta, y ver que salía al pleno sin respaldos suficientes para prosperar.

En la reunión, los ‘cupaires’ han trasladado a ambas fuerzas su voluntad de incluir en una propuesta conjunta de ERC y Junts su punto del referéndum.

Concretamente pedían incluir un punto en una propuesta de ERC y Junts que pide que el Parlament declare que el derecho a la autodeterminación «es la vía democrática para la resolución del conflicto político entre Catalunya y el Estado español».

La propuesta de ERC y Junts también reclama que la Cámara se comprometa a tramitar una proposición de ley de amnistía para llevarla al Congreso de los Diputados.

Los ‘cupaires’ han solicitado en la reunión que su punto que pide que «el Parlament se comprometa a llevar a cabo un referéndum de autodeterminación antes de que acabe la XIV legislatura y, por lo tanto, insta al Govern a iniciar inmediatamente los debates y trabajos necesarios para garantizar su realización» fuera incluido al final de la propuesta de resolución de los socios de Govern.

«Planteábamos incorporar nuestro punto con un redactado diferente que dijera que cuando todo fracase (los puntos de la moción que proponían ERC y Junts) se incorpore nuestro punto», han concretado.

ARGUMENTOS DE ERC Y JUNTS

Por su parte, fuentes de ERC han explicado que la falta de acuerdo se ha producido porque los republicanos pedían quitar del texto el plazo de esta legislatura para celebrar el referéndum, como plantea la propuesta de la CUP.

También proponían o modificar el redactado para que la resolución no fuera tan imperativa y en lugar de decir que el Parlament se ‘compromete’ a llevar a cabo ese referéndum, pidiera comenzar a prepararlo.

Estas fuentes han apuntado que, a falta de acabar de concretar el posicionamiento definitivo, los republicanos se inclinan por abstenerse en la propuesta de resolución de la CUP.

Por parte de Junts, fuentes de la formación han recriminado que los ‘cupaires’ planteen hacer un referéndum por el que, a su juicio, no hay consenso en el independentismo y defienden que el 1-O sigue siendo vigente, por lo que ven «inútil» la propuesta.

También han reprochado que la tramitación de esta resolución puede provocar una querella a la Mesa del Parlament cuando no se aprobará, ya que ven bien «asumir riesgos» para propuestas que salgan adelante pero no lo ven útil cuando no hay consenso y no se aprobarán.

Así, Junts no votará favorablemente a la propuesta pero todavía deben decidir si se abstendrán o si votarán en contra.

También queda pendiente saber si la CUP respaldará la propuesta de resolución de Junts y ERC que requiere de los votos independentistas –también de los de la CUP– para salir adelante.

Fuentes de la CUP han concretado que, pese a que todavía tienen que tomar una decisión sobre cuál será el sentido de su voto, «difícilmente se votará ‘no».