Quantcast

Cataluña inicia el cierre de puntos de vacunación y mantendrá activos 21

La secretaria de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña, Carmen Cabezas, ha explicado este miércoles que el Govern inicia el cierre de puntos de vacunación contra el Covid-19 y mantendrá abiertos 21 de los 60 que ha activado para la administración de dosis en el marco de una estrategia de optimización.

En declaraciones a los periodistas desde el punto de vacunación de La Farga, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Cabezas ha concretado que estos 21 puntos se dedicarán a primeras y segundas dosis, mientras que 38 administrarán las segundas dosis que todavía están pendientes.

De esta forma, Cabezas ha previsto que, al ser Pfizer la vacuna que más se administra en Catalunya y tener un ciclo de 21 días, en unas tres semanas estos 38 puntos destinados a segundas dosis cerrarán y quedarán activos únicamente 21.

Catalunya ha alcanzado el 80,7% de la población mayor de 12 años vacunada en pauta completa, por lo que desde la Conselleria de Salud dan por superada la primera fase de la campaña de vacunación y disminuyen el número de espacios destinados a la administración de dosis e incrementan las estrategias comunitarias.

Cabezas ha destacado la labor que se ha realizado en el punto de vacunación de La Farga, en el que se han administrado cerca de 400.000 dosis desde su puesta en marcha en abril, y donde se han llegado a administrar hasta 7.000 vacunas en un día.

ESTRATEGIAS COMUNITARIAS

En el marco de esta optimización, Cabezas ha detallado que los profesionales de los puntos que cerrarán se destinarán a reforzar estrategias de proximidad para vacunar a aquellos grupos de la población que todavía no han recibido ninguna dosis.

Ha reivindicado el trabajo de los profesionales que durante la primera fase de la campaña ya han llevado a cabo estas estrategias comunitarias que ahora se refuerzan en colaboración con la atención primaria y entidades para vacunar en centros comerciales, mezquitas y mercadillos, entre otros.

LLAMAMIENTO A VACUNARSE

La secretaria ha hecho un llamamiento a aquellas personas que todavía no se han vacunado a hacerlo tanto en los puntos de vacunación que se mantendrán abiertos como en las estrategias comunitarias que se impulsarán desde el departamento: «Es importantísimo», ha reivindicado.

Cabezas ha explicado que han hecho encuestas telefónicas a más de 15.000 personas de entre 20 y 40 años que o bien han rechazado la vacuna o bien ahora no quieren vacunarse, de las cuales «prácticamente la mitad» no lo consideran necesario.

El segundo motivo de estas personas es el miedo a los efectos adversos de la vacuna –un 27% del total de encuestados alude a él– a lo que Cabezas ha asegurado que la gran mayoría de estos efectos son incomodidad y sensación de cansancio y no perduran en el tiempo.

Al ser preguntada por el porcentaje de estas personas que son antivacunas, la secretaria ha aclarado que no puede concretar la cifra con exactitud pero ha asegurado que es un porcentaje «muy bajo» de máximo un 5%.

La secretaria ha advertido de que, de las 146 personas ingresadas actualmente en unidades de cuidados intensivos (UCI), nueve tiene entre 20 y 40 años y, de éstas, ocho no están vacunadas.