Quantcast

Podemos defiende su «coherencia política» al impulsar la ley de vivienda que promueven los sindicatos

La portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso, Sofía Castañón, ha defendido el ejercicio de «coherencia política» que supone impulsar la Ley de Vivienda llevada a la Cámara por los sindicatos CCOO, UGT, el Sindicato de Inquilinos y la PAH.

Y es que esa iniciativa no es incompatible con la «contundencia» que defiende la regulación de los precios del alquiler en el texto normativo que negocian con el PSOE, su socio de Gobierno.

En concreto, el socio morado del Gobierno registrará este jueves en el Congreso, junto con aliados del Ejecutivo como ERC, Bildu, Más País o Compromís, una iniciativa que contempla la regulación del precio del alquiler.

Así, la iniciativa se registrará en el Congreso antes de que llegue la nueva Ley de Vivienda comprometida entre el PSOE y Unidas Podemos, para la cual los socios de Gobierno acumulan ya siete meses de retraso respecto a cuándo debía remitirse a las Cortes.

SON VEHÍCULO DE LAS DEMANDAS CIUDADANAS

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Castañón ha indicado que uno de sus objetivos en política es «ser vehículos de las demandas ciudadanas» y, una vez que estos colectivos les pidieron apoyo para presentar la proposición de ley que han elaborado con el objetivo de garantizar el acceso a la vivienda, se ofrecieron como «puente» para hacer llegar su texto al Congreso.

«Es un ejercicio de absoluta coherencia política», ha trasladado a los medios de comunicación cuando se le ha cuestionado sobre si su apoyo a esta norma casa con la negociación sobre la nueva Ley de Vivienda en el seno del Gobierno.

Castañón también ha dicho, preguntada sobre la vinculación de la regulación del alquiler y la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, que Unidas Podemos negocia de «manera incesante» sobre una cuestión «clave», en la que son «contundentes y transparentes».

También confía en que sean capaces de llegar a un consenso sobre la reforma fiscal en las cuentas públicas y poder fijar de un tipo mínimo del 15% a las grandes empresas en el impuesto de Sociedades.

Para la diputada de la formación morada, sus socios de gobierno «van entendiendo» sus argumentos y ha recalcado que, como pasó como la subida del salario mínimo y las medidas para bajar el precio de la luz, también van cambiando de parecer sobre vivienda y fiscalidad.

Previamente, el PSOE ha manifestado que no ve «línea de choque» ni «ningún tipo de dificultad añadida» en que su socio de coalición junto con otros socios de Gobierno impulsen la ley de los sindicatos, pues cree que «puede complementar» la futura Ley de Vivienda en la que trabaja el Gobierno.

TAMBIÉN PIDE PRUDENCIA A ESCRIVÁ

Por su parte, el dirigente de En Comú Podem y secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, también ha suscrito las palabras de la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz, al demandar al ministro Escrivá que sea «prudente» cuando realiza reflexiones sobre si en España debe haber un debate sobre la ampliación de la edad de jubilación.

En este sentido, ha recordado que «no es la primera vez» que el ministro de Inclusión y Seguridad Social hace este tipo de declaraciones, si bien «afortunadamente» él mismo se ha rectificado.

A su juicio, resultaría «incomprensible» que ante el nivel de «paro y precariedad» laboral que padece la población joven, se hable de extender la vida laboral a los 75 años. Por tanto, en tiempos de «bastante zozobra» para la población no deben lanzarse «mensajes ambiguos» que solo provocan «preocupación», cuando la principal misión de un gobierno progresista es ampliar derechos.