Quantcast

Castilla y León suma 71 casos y dos fallecidos en hospitales

Castilla y León ha notificado este martes 71 nuevos positivos de COVID-19 –53 menos que en la jornada anterior–, para sumar 304.641 desde el inicio de la pandemia, con dos fallecidos, con lo que la cifra se eleva 6.165, y diez nuevas altas médicas, 33.250 en total, según los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad.

En total, se han diagnosticado ya en la Comunidad 304.641 positivos de COVID-19, incluidos los reinfectados, en los distintos tipos de pruebas, después de sumar 71 nuevos casos más en la última jornada. De ese total, 298.153 positivos han sido confirmados en test PCR y de antígenos.

ÁVILA, CON 14 CONTAGIOS

Por provincias, Ávila es la que más positivos han notificado en la última jornada, con 14 casos más para un total de 16.937; le sigue Segovia, con 13 y 21.042; Valladolid, con 12 nuevos positivos y un total acumulado de 67.418; Salamanca y León, ambas con diez nuevos para totales de 39.691 y 51.712, respectivamente; Burgos, con ocho y 52.210; Palencia y Zamora, ambas con dos positivos y totales de 24.984 y 18.192, respectivamente, mientras que Soria es la única que no registra nuevos casos y se mantiene en 12.455 totales.

Respecto al número de fallecidos en hospitales con diagnóstico COVID, la cifra se eleva a 6.165, con dos nuevas víctimas desde el último parte, una en León y otra en Palencia.

Del total, 1.269 corresponden a Valladolid; seguida por León, con 1.213; Salamanca, que tiene 873; Burgos, 793; Palencia, 504; Zamora, con 465; Segovia, con 379; Ávila, con 375, y Soria, con 294.

En cuanto a las altas hospitalarias, estas suman un total de 33.250, diez más desde el anterior parte. De ellas, se han computado 8.194 en Valladolid; 5.672 en León; en Burgos, 4.915; en Salamanca, 4.329; en Palencia, 2.555; en Zamora, 2.189; en Segovia, 2.050; en Ávila, 1.939 y en Soria, 1.407.

SIGUE EL DESCENSO EN LA CIFRA DE HOSPITALIZADOS

Según la última actualización, los hospitales de la Comunidad albergan 109 pacientes con COVID-19, ocho menos que en el anterior parte. De ellos, 35 están hospitalizados en unidades de críticos (UCI), dos menos, mientras que en planta se encuentran ingresados 74, seis menos.

Los pacientes con COVID-19 en UCI se encuentran repartidos en diez hospitales de las distintas provincias y ocupan un once por ciento de las camas inicialmente habilitadas en unidades de críticos, el mismo porcentaje que en la jornada previa.

Así, se informa de seis ingresados en el Clínico y el Río Hortega de Valladolid y el Hospital Universitario de Burgos; cinco en el Hospital de León; cuatro en el Complejo de Salamanca; dos en los de Palencia, Segovia y Soria; y uno en el Complejo Asistencial de Zamora y en el de Ávila.

UN RESIDENTES FALLECIDO

En cuanto a las residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas, según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades la cifra de fallecidos relacionados con el COVID-19 asciende a 4.180, uno más, en los 1.214 centros de personas mayores tanto públicas como privadas y centros públicos de discapacidad.

De los fallecidos, 3.075 corresponden a casos de positivos confirmados por COVID-19 –1.907 en centros hospitalarios y 1.167 en residencias– y otros 1.105 residentes han fallecido con síntomas compatibles con el virus, sin cambios desde el mes de junio de 2020.

En la estadística difundida por la Junta se notifica tres residentes aislados con síntomas compatibles con la COVID-19, uno más que en el último registro, y 100 se encuentran en esa situación de forma preventiva pero sin síntomas, uno más.

En cuanto a los centros bajo la tutela de la Junta de Castilla y León, la cifra de fallecimientos se mantiene en 303, de ellos 186 con positivo confirmado, mientras que otros 117 han sido con síntomas compatibles.

Además, se encuentran hospitalizados 18 residentes, cuatro más que en el anterior parte, y se reduce a 1.075 el número de los usuarios con positivo en COVID-19 confirmado, uno menos. Actualmente no hay residentes en aislamiento con síntomas compatibles con el COVID-19 ni de forma preventiva sin síntomas.