Quantcast

El Congreso insta al Gobierno a adoptar medidas que pongan freno a la resistencia a los antibióticos

El Congreso de los Diputados ha aprobado con una enmienda transaccional una proposición no de ley (PNL), presentada por el Grupo Parlamentario Grupo Parlamentario Socialista, en la que insta al Gobierno a adoptar medidas que pongan freno a la resistencia a los antibióticos.

Con 28 votos a favor, 5 en contra y 2 abstenciones se ha aprobado con la incorporación de la enmienda transaccional de Grupo Parlamentario Podemos y la del Grupo Parlamentario Popular. Así, se pide al Gobierno que ponga en marcha, en un plazo fijado de tres meses, de forma efectiva efectiva el marco aprobado en julio por CISNS para la Vigilancia Nacional de la Resistencia a Antimicrobianos, mediante la aprobación de la normativa por la que se creará la Red Nacional de Vigilancia en Salud Pública, que incluirá las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y las resistencias a los antimicrobianos como problemas de salud dentro del Sistema de Vigilancia de las Enfermedades Transmisibles.

Del mismo modo, se ha pedido impulsar las medidas contenidas en el Plan Nacional de Resistencia a los antibióticos (PRAN), en colaboración con Comunidades Autónomas, sociedades científicas y colegios profesionales vinculados a la salud humana y a la salud animal. Concretamente con la monitorización del consumo de antibióticos en salud humana y sanidad animal para garantizar el cumplimiento de la normativa europea y evaluar la efectividad de las medidas aplicadas.

Así, como la vigilancia en sanidad animal de microorganismos patógenos clínicos, para mejorar el conocimiento de la situación epidemiológica, permitir una prevención temprana del desarrollo de resistencias y seleccionar el tratamiento antimicrobiano de un modo más eficiente.

Y la mejora del uso de los antibióticos mediante la generalización de los Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) en hospitales, Atención Primaria y centros sociosanitarios, con métricas centrados en el paciente, evaluación de resultados en salud centrados en criterios de morbimortalidad en relación con las evitadas.

Además, de promover la formación continuada relacionada con la prevención de infecciones y el uso prudente de los antibióticos en salud humana y sanidad animal de modo que dependa de los servicios públicos de salud, y dotarlo de recursos; desarrollar programas sobre la importancia de la higiene de manos dirigida a la población en general y a los profesionales sanitarios.

También, incorpora desarrollar campañas de sensibilización entre la población, especialmente la población joven, a través de los medios de comunicación, internet y redes sociales, sobre el impacto negativo del uso abusivo de antibióticos en la salud humana, y sobre la importancia del cumplimiento por parte de los y las pacientes del tratamiento antibiótico prescrito, en el tiempo de duración y en las dosis prescritas.

Y en la misma línea, diseñar y desarrollar campañas de sensibilización, especialmente en medios de comunicación, en colaboración con los colegios de farmacéuticos, que conciencien sobre la importancia de depositar los antibióticos sobrantes de los hogares en los puntos SIGRE de las farmacias.

Finalmente, desarrollar programas de formación en buenas prácticas ganaderas y bioseguridad; promover la investigación para el desarrollo de nuevos antimicrobianos, así como facilitar la investigación en el ámbito del diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las infecciones por bacterias multirresistentes; y promover la investigación sobre el papel del medio ambiente en la generación y diseminación de resistencias a antibióticos y su repercusión en la salud ambiental y humana.

«La aparición y propagación de las infecciones causadas por bacterias que son resistentes al tratamiento con antibióticos constituye una de las amenazas más graves a las que se enfrenta la salud pública y supone uno de los retos más importantes para la medicina moderna», ha señalado la diputada del Grupo Socialistas, Ana Prieto, quien ha recordado que España sigue siendo uno de los países que más antibióticos consume.

Desde el Grupo Parlamentario Confederal de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común, la diputada Rosa María Medel ha presentado una enmienda aceptada con el objetivo de que la formación continuada dependa de los servicios públicos de salud, «los cuales se guiarán por intereses científicos y de servicios públicos y, con ello, pide que se implementen los recursos necesarios a este respecto.

Esta enmienda, según ha explicado, la realiza en base a que «en estos momentos la formación continuada de los profesionales depende de la industria farmacéutica, y está formación va encausada los intereses de la industria farmacéutica».

Mientras desde el Grupo Parlamentario Popular, el diputado Juan Callejas, que ha presentado la otra enmienda transaccional aceptada por el Grupo Parlamentario Socialista, ha valorado muy positivamente esta PNL, ha incluido una transacional donde además se insta al Gobierno a cuantificar el impacto de la vacunación en las tasas de resistencia antimicrobiana en España, y a actualizar el calendario vacunal como medida profilactica para evitar la aparición de resistencias.

Por otro lado, en referencia al acceso a los antimicrobianos se insta al Gobierno a que en colaboración con las comunidades autónomas y las gerencias hospitalarias, se favorezcan la incorporación de las innovaciones terapéuticas en el área de los antimicrobianos en los hospitales; a fin de que los pacientes pueden beneficiarse del acceso a la innovación, garantizando en todo momento correcto posicionamiento de las nuevas terapias en los programas de optimización de antimicrobianos y evitando desigualdades en el acceso de carácter regional o local.

Además, se insta al gobierno a facilitar la incorporación de los nuevos antimicrobianos al arsenal terapéutico mediante una evaluación acelerada de las nuevas moléculas de esta clase terapéutica, garantizando la posibilidad de utilización según su ficha técnica autorizada por la EMA y el posicionamiento en la terapéutica adecuada.

Finalmente, en lo que tiene que ver con investigación y desarrollo, se insta al Gobierno apoyar la investigación tanto pública como privada de nuevos antimicrobianos, bien mediante ayudas directas o exenciones fiscales, y sumar sus esfuerzos a los de la comisión Europea para encontrar una solución a nivel de la Unión Europea ante la falta de soluciones en el campo de los antimicrobianos.