Quantcast

Paul Auster se adentra en la vida y obra del escritor Stephen Crane

El escritor estadounidense Paul Auster ha publicado la biografía ‘La llama inmortal de Stephen Crane’ (Seix Barral) que se adentra en la vida y obra del periodista y escritor Stephen Crane porque quiere «sacarlo de las sombras».

En una rueda de prensa telemática, Auster ha dicho este jueves que Crane (1871-1900) es un autor que en Estados Unidos, sobre todo por su novela ‘La roja insignia del valor’ –que Seix Barral recupera en edición de bolsillo–, «no es invisible, pero es una especie de sombra», especialmente para el gran público.

En un volumen de 1.000 páginas, el autor de ‘La trilogía de Nueva York’ y ‘El libro de las ilusiones’ se vuelca en la vida de este autor, fallecido a los 29 años, y del que Auster considera que debería estar a la altura de Edgar Allan Poe o Herman Melville.

Crane escribió artículos, novelas, relatos y poesía radical, trabajó como corresponsal de guerra y defendió a los desfavorecidos en sus textos periodísticos, una vida que Auster quería presentar con «precisión», así como acercarse a su obra desde una óptica diferente al de la crítica literaria.

Ha explicado que para la parte referida a su obra leyó mucho pero que sumergirse en la vida de Crane fue lo que más problemas le dio porque existían biografías que hicieron circular «historias falsas» sobre el autor, que no fueron resueltas hasta que los eruditos excavaron décadas después.

Auster ha subrayado que Crane le atrajo porque fue capaz de hacer cosas de las que no se ve capaz: «No se parece a mí en nada. Es uno entre un millón. Un genio», un autor por el que dice sentir admiración por su forma de escribir que desechó la parafernalia de la literatura del siglo XIX y fue a lo esencial.

RELACIÓN CON ESCRITORES

Ha considerado que fue un autor que, pese a su corta vida literaria, influyó en otros escritores como Ernest Hemingway y el modernismo norteamericano: «Hemingway no sería Hemingway sin el ejemplo de Crane», ha remarcado.

Auster ha enfatizado que Crane tuvo amistad con autores como Henry James y Joseph Conrad, señalando que al primero lo llamaba «el maestro» y que el segundo se especula que escribió ‘Lord Jim’ bajo la influencia de esa amistad.

El escritor ha recordado que Crane vivió en una época en que en Nueva York había 18 periódicos diarios en lengua inglesa y otros 19 en otras lenguas y que el periodismo fue una «parte fundamental» en su obra por su capacidad de observar y mostrar un mundo tangible.

Ha explicado que en aquella época se cultivaba el ‘sketch’ en la prensa diaria, que sería como un esbozo, y ha señalado que el periodismo de Crane se basaba en recorrer la ciudad, mirar y explicar aunque ha considerado que «gran parte era inventado» al no haber un código periodístico estricto para ese género y con el que gozaba de absoluta libertad.

Auster ha dicho que continúa queriendo excavar y metiéndose en nuevas historias y que nunca se ha «cansado con la aventura de la escritura», y ha reivindicado que los libros son el lugar donde mejor vivir.

John Huston llevó al cine una adaptación de ‘La roja insignia del valor’, y preguntado sobre una película sobre la vida de Crane, Auster ha dicho que «sería fantástico, iría a verla», pero que nadie le ha contactado para un proyecto así.