Quantcast

Escrivá aplaude los 1.700 afganos acogidos en «tiempo récord» en España

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha celebrado que España, en el marco de la ‘Operación Antígona’, haya acogido en un «tiempo récord» a 1.700 cooperantes de las instituciones españolas desde Afganistán y sus familias.

«El cómo un país se comporta frente a los refugiados, frente a los demandantes de asilo, es probablemente la mayor manifestación de la altura moral de un país y de cómo valora los derechos humanos. En ese sentido tenemos que estar muy orgullosos de ser españoles», ha sentenciado.

Así lo ha manifestado este martes el ministro durante su intervención en el Pleno en el Senado, tras ser preguntado por la senadora del Grupo Parlamentario Socialista Estefanía Martín sobre el balance que hace el Gobierno en relación con el incremento de recursos para la recepción y atención de personas migrantes y el esfuerzo realizado para hacer frente a la crisis humanitaria de Afganistán.

En este contexto, Escrivá ha destacado que la media de edad de las personas acogidas desde Afganistán es de «extraordinariamente jóvenes», ya que 1 de cada 3 de los 1.700 acogidos son niños menores de diez años y casi la mitad son mujeres.

Respecto a la ‘Operación Antígona’, ha explicado que ha tenido que realizarse durante el verano, de una forma «sobrevenida» y en un «tiempo récord». «Aquí nuestro reconocimiento a los funcionarios que han hecho un esfuerzo extraordinario y también a las ONG que han cooperado con nosotros», ha dicho.

«Tenemos que sentirnos orgullosos de que la presidenta de la Comisión Europea nos dijera que España era el alma de Europa por su sentido monetario y su sentido del deber», ha subrayado el ministro.

Por su parte, Martín ha asegurado que el Gobierno entendió «desde el primer día» que Europa y España «debían hacer frente al desafío de las migraciones de una manera estructural». «Estamos ante un desafío que exige una visión estratégica pero preventiva», ha concretado.

Para la senadora, la política migratoria «no debe ser un argumento de enfrentamiento, debe dejar de ser el activo político que algunos explotan a riesgo de generar erosión en la convivencia». «No azucen contra la inmigración y dejen de pensar en el enfrentamiento como hábitat idóneo para sus intereses», ha pedido.

En sus palabras, la «realidad» es que las llegadas irregulares representan «apenas el 5% de las personas que han llegado a España en la última década». «Se están incrementando recursos y mejorando herramientas, a este trabajo se suma la operación llevada a cabo por el Gobierno para hacer frente a la emergencia en Afganistán, magnífico trabajo», ha concluido Martín.