Quantcast

Detenido un fugitivo en una operación conjunta en Colombia por encabezar una organización criminal de narcotraficantes

La Policía Nacional ha informado este martes de la detención de un fugitivo que contaba con una Orden Internacional de Detención por un delito contra la salud pública, al tratarse del cabecilla de una organización criminal, que ha sido capturado en la ciudad colombiana de Cúcuta mediante una investigación conjunta entre la Policía Nacional de España y de Colombia.

Las investigaciones dieron comienzo a principios de este año 2021, cuando los agentes españoles «tuvieron conocimiento» de una reclamación establecida para la «búsqueda, detención e ingreso en prisión de un presunto narcotraficante».

Siguiendo esta línea, la Policía pudo averiguar que la persona buscada había salido de España y se encontraba en su país de origen, coincidiendo tras concretar la investigación que el fugitivo resultó ser «un objetivo de alto valor» no solo para las autoridades colombianas, sino para las agencias antidroga de Estados Unidos y de España.

En concreto, se trataba del cabecilla de una organización criminal asentada en el departamento de Norte de Santander, en Colombia.

INVESTIGACIÓN DESDE 2016

La búsqueda del fugitivo es derivada de una investigación que ya inició en España la Policía Nacional durante el año 2016, en la que los agentes consiguieron desarticular una organización internacional dedicada al tráfico de la cocaína.

Según han recordado, en dicha operación se detuvo a 24 personas, entre ellas el recién detenido, que ya era «uno de los máximos responsables de la oficina» que se pretendía abrir en España. Además, fueron intervenidos por entonces 2.400 kilogramos de cocaína, y abortado el «intento» de lo que podría haber sido un importante cartel colombiano.

Asimismo, dicha operación también frustró la creación de «una nueva ruta de entrada de cocaína en España por la vía marítima desde Sudamérica», que habría trabajado con grupos locales traficantes de cocaína «para vender pruebas al por mayor», y que habría utilizado vehículos equipados con «dobles fondos perfectamente camuflados».

De esta manera, según ha determinado la Policía Nacional, si se hubiera establecido la «oficina» permanente en Madrid, se habrían dado salida a «importantes cantidades de cocaína, diversificando de este modo sus negocios ilícitos».

SUSTITUTO DE UNO DE LOS GRANDES TRAFICANTES DE COLOMBIA

El fugitivo estaba considerado «el sustituto de uno de los grandes traficantes de la zona de Catatumbo y Norte de Santander, en Colombia», que fue abatido por el ejército colombiano. Además de ser un conocido capo del narcotráfico con control militar en grandes campos del Catatumbo, era el líder del Ejército Popular de Liberación y aliado de las FARC.

En esta ocasión los detenidos eran los dueños de la droga, los responsables de su almacenamiento y de su distribución, asumiendo así la responsabilidad directa de su administración. «Como hecho novedoso, y al contrario de lo que ocurre en otras investigaciones», ha aseverado la Policía en un comunicado.

Además, tanto el fugitivo como su socio «trabajaban de forma independiente», sin tener contacto entre ellos para, según han aclarado, «evitar que la detención de uno de ellos acabara con la desarticulación completa de la organización».