Quantcast

Cómo se produce un corte de digestión

El corte de digestión también conocido como hidrocución, es el malestar que se presenta tras un choque térmico. Es decir que cuando se ha terminado de comer, el cuerpo entra en contacto con agua fría de forma automática se presentan cambios en la presión arterial.

Mucho se habla del corte de digestión pues aseguran que hay mitos con respecto a la presencia del malestar. Pero es sabido que es un malestar real y que se puede presentar en cualquier momento.

LEA TAMBIÉN: ESTOS SON LOS SECRETOS QUE DEBES CONOCER PARA TENER UNA BUENA DIGESTIÓN

Por lo general, el corte de digestión viene acompañado de náuseas, debilidad y algunas veces la pérdida de conocimiento. En casos extremos, este malestar es acompañado de un infarto producto de los cambios bruscos de temperatura. Algunas veces los afectados por infartos son personas mayores o aquellas personas que consumen algún tipo de medicamento.

Se dice que este malestar es imprevisto pero se da en gran parte tras los cambios bruscos de temperatura, comer demasiado o realizar ejercicio físico luego de comer. El corte de digestión puede afectar mucho o poco a la persona, todo depende de la situación y el nivel físico de la persona.

¿El corte de digestión es una realidad o un mito?

¿El corte de digestión es una realidad o un mito?

Tal como hemos mencionado, muchas personas hablan sobre el corte de digestión como un mito. Mayormente porque las personas suelen decir que se da tras meterse a una piscina o una playa luego de comer.

Aunque no hay nada comprobado con respecto al tema del agua, es real que el corte de digestión se produce frente a un cambio de temperatura.

De acuerdo a la doctora Begoña Aramburu, especialista en Medicina de Familia en el Hospital Vithas San José de Vitoria, no es necesario esperar después de comer para poder poder meterse en la piscina o la playa, con miedo a padecer de un corte de digestión.

Según Aramburu, el corte de digestión corresponde a cambios bruscos de temperatura. También a las comidas copiosas o hacer ejercicio justo después de comer.

No se descarta que la temperatura del cuerpo cambie al entrar a una piscina o una playa, pero es fundamental tomar en cuenta los riesgos. Y más si consumes licor o ingeriste comida bastante pesada.

¿Peligroso?

¿Peligroso?

La doctora asegura que es necesario tener especial cuidado con la temperatura del agua de las piscinas y playas. Aunque puede ser considerado mito, es importante que las personas mojen cada parte del cuerpo muy despacio. De esta forma conseguiremos que nuestro organismo se acostumbre a la temperatura fría del agua.

Asimismo, la especialista detalla que lo más importante es evitar que nuestra temperatura corporal no suba ni baje de manera brusca, porque eso es lo que produce problemas en el proceso de digestión.

Si en el proceso de la digestión el cuerpo entra en contacto brusco con bajas temperaturas, la sangre se verá obligada a repartirse por el cuerpo para contrarrestar la pérdida de calor, lo que origina mareos y vómitos, lo que popularmente se llama ‘corte de digestión’. Es por eso que el introducirse bruscamente en agua fría justo después de comer puede ocasionar este problema.

Al hacer una comida copiosa y seguidamente hacer ejercicio físico intenso ocurre lo mismo. La sangre que se concentra en el estómago debe fluir por todo el cuerpo para repartir oxígeno suficiente por los diferentes músculos que hayamos ejercitado. Esto puede provocar también un corte de digestión.

También hay ciertas comidas muy ricas en grasas o en azúcar que favorecen el corte de digestión. Son factores a tener en cuenta si se va a la playa o la piscina, que son los lugares donde se da este problema con más frecuencia.

¿Cómo saber si estoy padeciendo por un corte de digestión?

¿Cómo saber si estoy padeciendo por un corte de digestión?

El corte de digestión provoca un gran malestar a quien lo sufre, y puede haber diferentes síntomas. Ya sea escalofríos, visión borrosa, dolor de estómago, mareos y náuseas. También entre los síntomas destaca la piel pálida o urticaria, tensión y pulso bajo, visión borrosa.

En casos graves, puede llegar a producirse incluso una parada cardiorrespiratoria.

En lo que respecta a los tratamientos, si una persona sufre un corte de digestión en el agua, los expertos señalan que es muy importante sacarlo de inmediato. Proceder a colocarlo con las piernas en alto para prevenir una lipotimia.

También es recomendable que la persona afectada sea vestida de inmediato o tapar con una manta para mantener su calor corporal y comprobar si respira o no. Es fundamental que sea alertado a emergencias para que sea atendido de forma rápida.

Como hemos mencionado, es posible que un paciente tenga vómitos o diarrea, por lo que es de suma importancia que se hidrate a la víctima con agua o suero. Tenga en cuenta que el objetivo principal es que la presión arterial de la persona se estabilice. Si el corte de digestión no es grave, el afectado se va a recuperar en un periodo de dos horas.

En caso extremo y haya presencia de una cardiorrespiratoria, es necesario comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica tras haber llamado al servicio de emergencias.