Quantcast

Las fallas sacan a la calle a políticos pre y postpandemia para exhibir su crítica

Los monumentos que lucen en las calles de Valencia en los actos falleros de septiembre, aplazados de marzo a este mes como consecuencia de la pandemia de la Covid-19, han sacado también en esta ocasión a los políticos locales, nacionales e internacionales a la calle para exhibir su crítica a la sociedad.

Así, en los monumentos grandes, tanto de la Sección Especial como de otras inferiores, se puede ver al alcalde de la capital valenciana, Joan Ribó; al concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Carlos Galiana, y a su antecesor en estos cargos, Pere Fuset. Igualmente, entre los responsables políticos de la Comunitat Valenciana se ve representada la vicepresidenta primera del Consell y titular de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra.

En el ámbito nacional, las fallas muestran entre otros al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez; a la presidenta de Cs, Inés Arrimadas, y al expresidente de esta formación, Albert Rivera, así como al secretario general del PP, Teodoro García Egea; al presidente de Vox, Santiago Abascal; a la presidenta de esta formación y diputada en Madrid, Rocío Monasterio, y a la ministra de Igualdad y miembro de Podemos, Irene Montero.

Además, los monumentos hacen referencia al ‘conflicto catalán’ y al independentismo y muestran Carles Puigdemont y Quim Torrà. También dejan espacio para el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.

Las fallas que se exhiben en las calles en los actos falleros de 2021 son en su mayor parte las elaboradas para las Fallas de 2020, que fueron suspendidas por la llegada de la pandemia de la Covid-19, por lo que muchas de ellas hacen referencia a la actualidad política de entonces y muestran a los personajes que la protagonizaba entonces. Por ello, se pueden observar ‘ninots’ como el de Rosa Díez (UpyD), y el Cayetana Álvarez de Toledo, ex del PP.

En el ámbito internacional, es el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, el que protagoniza las escenas dedicadas a este espacio en estas fallas, en algún caso junto a los expresidente del Ejecutivo español José María Aznar y Mariano Rajoy. Por otro lado, se deja hueco en estas fallas a la Familia Real, que aparece representada con ‘ninots’ como los dedicados al Rey Felipe II y a la reina Letizia.

La violencia de género, el machismo y la corrupción se reflejan también en los monumentos que llenan las calles de la capital valenciana.

A primera hora de este jueves estaban ya plantadas todas las fallas, tanto grandes e infantiles. Estas últimas lucen en la vía pública desde este miércoles por la mañana. A ellas se han sumado las grandes, que han visto dificultados los últimos trabajos de su ‘plantà’ por las intensas lluvias que la pasada noche cayeron sobre València y otras poblaciones cercanas.

Las tormentas han ocasionado en algunas de ellas daños que en unos casos se han reparado porque ha sido posible y que se han dejado en otros porque el arreglo no era viable o porque debía producirse en unos días cuando estuvieran secas. En los peores casos, la lluvia y el viento ha provocado la caída de monumentos que no se podrán recuperar.

VISITAS

Con las fallas en la calle, son ya muchas las personas que recorren el centro de la capital valenciana, con mascarilla la mayor parte, para verlas y visitar las más destacadas, en unos actos falleros de septiembre que recuerdan a los tradicionales de marzo por la presencia de los monumentos, por su sátira y crítica, por el color que exhiben y por el olor y sonido de la pólvora procedente de petardos y de las ‘mascletaes’.

Además, la presencia en la vía pública de diversos mercadillos en las demarcaciones de las principales fallas; los puestos de buñuelos, churros y chocolate, y los de comida recuerdan al ambiente de unas tradicionales fiestas falleras.

Alrededor de ‘La Meditadora’, la falla del Ayuntamiento de València, y de otras de la Sección Especial como la del Pilar, l’Antiga de Campanar, Convento Jerusalén, Cuba-Literato Azorín y Sueca-Literato Azorín había este jueves numerosas personas observando sus monumentos, haciendo fotografías de ellas con sus teléfonos móviles y recordando el momento con ‘selfies’.

RECORRIDOS SEGUROS

El sol que ha lucido esta jornada en València tras las lluvias de la noche ha contribuido a la realización de esos recorridos. Algunos visitantes, tanto nacionales como extranjeros, visitaban las fallas por el recinto exterior y otros, por el interior habilitado por cada comisión para observarlas con más detalle y proximidad.

Para estos últimos casos, las fallas han habilitado recorridos seguros ante la Covid-19, con indicaciones sobre el uso obligatorio de mascarilla y de gel hidroalcohólico y con trayectos en una sola dirección guardando las correspondientes distancias de seguridad.