Quantcast

Berria, la nueva casa madrileña para los amantes del buen vino

  • Ubicado frente a la icónica Puerta de Alcalá, Berria ha llegado a Madrid para convertirse en el place to be de los amantes del buen vino. Con más de 1.600 referencias en su bodega y 80 vinos por copas, este wine bar completa su oferta líquida con una propuesta gastronómica sencilla, basada en la calidad de sus productos.
  • El proyecto toma su nombre de la playa de Santoña, un enclave de gran carga emocional para su equipo, capitaneado por Gabriela Alcorta como fundadora e interiorista, y Tomás Ucha como jefe de sumilleres.

Madrid ha sido y será siempre un destino referente en gastronomía y, dentro de esta posición, cada día cobra mayor protagonismo la pasión por la cultura del vino. La sociedad actual busca comer bien, pero beber mejor. Con el objetivo de convertirse en el place to be de los amantes del buen vino, ha llegado a la capital Berria, un wine bar caracterizado por una carta de vinos nunca antes vista en la ciudad, un equipo de jóvenes profesionales que ofrecen un servicio exclusivo y una ubicación privilegiada en la Plaza de la Independencia, frente a la Puerta de Alcalá y el parque del Retiro, en un área nombrada recientemente Patrimonio Mundial de la Unesco.

Madrid
Berria

Berria se presenta como un wine bar cosmopolita que invita a vivir una experiencia enológica única a través de los mejores vinos del mundo. Todo ello es posible gracias a las más de 1.600 referencias en bodega y 80 vinos por copas, dispuestos en una carta dinámica que va rotando cada dos semanas con el fin de actualizar su oferta aprovechando las oportunidades del mercado, ya que trabajan con un gran número de bodegas diferentes. La propuesta casi infinita de Berria incluye espumosos, champagnes, dulces, tintos, blancos y rosados, además de los grandes formatos, tanto nacionales como internacionales, permitiendo disfrutar de un viaje alrededor de toda la geografía mundial, donde resaltan las referencias de Italia, Francia, Alemania y, por supuesto, España.

Selección premium

Dentro de esta magnífica colección, caracterizada por la gran calidad de sus etiquetas y añadas, cabe destacar, entre los tintos, el Rumbo al Norte 2017 de Comando G, el Rioja Telmo Rodríguez Remelluri Reserva 2012, el Vega Sicilia Valbuena o el italiano Barolo 1958 de Pio Cesare. Siguiendo con los rosados, buenas opciones serían el Valdelacierva 2020, el portugués Rosé Bairrada 2005 de Luís Pato o el francés Rosé Sec de Thibaud Boudignon. Por su parte, entre los blancos más reseñables se encuentran el Rueda Garcigrande Verdejo 2020, el Gran Reserva 1986 de Marqués de Murrieta o el alemán Gutedel 2020 de Wasenhaus. Todos ellos se suman a la variedad de vinos dulces, espumosos y champagnes, con piezas exclusivas como el Dom Ruinart 1973, el Manuel Raventós 1986 de Raventós i Blanc o el Barsac Château Coutet 1988.

Madrid
Berria

La joya de la corona se la lleva la división más especial de la carta: las Dunas de Berria. Se trata de su selección Premium que aporta un valor diferencial con vinos como el Château D’Yquem 1995, considerado el vino dulce mejor valorado del mundo por la excepcionalidad de su terruño, el Clos Rougeard Saummur Champigny 2015 o el Valentini Trebbiano de Abruzzo 2016.

Un cuidado servicio de sala

El nombre de Berria se debe a la playa de Santoña, un enclave con gran carga emocional para los propietarios de este wine bar. El proyecto está liderado por Gabriela Alcorta, profesional procedente del sector de lujo, y fundadora y responsable del interiorismo del espacio, junto con Tomás Ucha como jefe de sumilleres. Formado en el Instituto Gallego del Vino (INGAVI) y en la Court of Master Sommeliers de Londres, Tomás cuenta con una extensa trayectoria en el sector de la restauración, desde sus comienzos en el restaurante La Finca de Elche hasta su paso por Les 110 de Taillevent de Londres y por el restaurante Mugaritz como Head Sommelier. Actualmente, como director de Berria, es él quien desarrolla toda la parte técnica y operativa del wine bar.

Madrid
Berria

Con tan solo 28 años, Tomás Ucha dirige al equipo de siete jóvenes profesionales que se encargan de elevar la experiencia enológica a la máxima potencia: Mario Ayllón, Genaro Gallo y Oliva Ridruejo, los tres provenientes también de Mugaritz, Daniel Teruel de Nakeima y Roostiq, Rafael Sevilla de Clos, Ana Gelado de Kappo y Lavinia y Chabier García de Triciclo. “Nuestro modelo de negocio es muy sencillo: un vino bien servido. Cuidamos al máximo el servicio en sala para que la experiencia sea inmejorable. Un sumiller explica de manera particular al cliente las características del vino a probar”, explica Tomás Ucha. “Además, todos nuestros vinos se sirven en copas muy especiales. Trabajamos con un total de doce modelos de copas enológicas de las marcas Zalto y Riedel”, añade.

Una carta de impresión

Y, por supuesto, todo buen vino debe acompañarse de una buena comida. Berria completa su oferta líquida incomparable con una propuesta gastronómica basada en la alta calidad de sus productos. Así, la carta comienza con “La playa de Berria”, una selección de entrantes como las clásicas gildas o las anchoas de Santoña, pulpo a la gallega, bloc de foie gras, jamón 100% ibérico, tabla de quesos, chistorra de Patxi Larrañaga, espárragos de Navarra o salmorejo cordobés.

Berria
Chuletón de vaca Premium

La experiencia continúa con ocho platos principales: cuatro carnes del proveedor Luismi Garayar -solomillo a la parrilla, hamburguesa, steak tartar y chuletón de vaca Premium- y cuatro pescados -salmón ahumado, tartar de atún, merluza rebozada con pimientos y lubina a la plancha-. Como final dulce, no podían faltar la tarta de queso, la tarta de manzana o el coulant de chocolate. Además, el equipo de cocina del wine bar está trabajando en un menú maridaje que completará la propuesta gastronómica de cara a septiembre con el inicio de la nueva temporada.

Dos espacios diferenciados

El diseño y la decoración de Berria corre a cargo de la propia Gabriela Alcorta, que con su experiencia en este sector y en el mundo del lujo, ha sabido plasmar a la perfección el concepto con el que se concibió el wine bar: el mejor escaparate donde el único protagonista sea el vino. El local se divide en dos escenarios abiertos, la zona general de wine bar y, por otro lado, las cavas, todas con un diseño artesanal y atractivo.

Madrid
Berria

Las cavas comparten materiales, siendo éstos la madera de Sipo, el metal y los tubos de led, que se combinan con luz natural, que cobra una especial importancia en este proyecto aportando una intensidad entre neutra y cálida. Al entrar en Berria, se pueden distinguir rápidamente tres cavas: la principal, destinada a tintos y blancos, que incluye todos los vinos por copas y las añadas viejas más icónicas; la de espumosos que engloba cavas y champagnes; y, por último, la cava de transbarra, dedicada a las verticales de grandes casas de todo el mundo.

Celebración de eventos

En los decorados han sido empleados chapa de zinc, madera de sicomoro y espejos. Por su parte, la barra y las mesas de la terraza se caracterizan por los materiales nobles y las piedras naturales. Además, la terraza también cuenta con mármol fosilizado que recuerda al parque del Retiro como si se tratase de un elemento más.

Madrid
Berria

Gracias al espectacular local, junto con su terraza, Berria ofrece la posibilidad de celebrar eventos, destinados a profesionales y particulares, además de organizar actividades propias, especialmente catas y degustaciones. Como indica Tomás Ucha, “la celebración de eventos y el poder compartir la experiencia del vino es una parte fundamental de este proyecto y lo que da forma al ADN de Berria”.