Quantcast

PSC a Aragonès: El diálogo «nacerá cojo» si no escucha antes a la oposición

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha avisado este martes al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de que el diálogo «nacerá cojo» si no se reúne con los partidos catalanes de la oposición para llegar a puntos de consenso antes de sentarse en la mesa con el Gobierno, prevista para la tercera semana de septiembre.

En una entrevista de Ser Catalunya, el exministro ha afeado a Aragonès que «se niegue a sentarse con los que piensan diferente» a pesar de que hace bandera del diálogo, en sus palabras.

En ese sentido, ha afirmado que el expresidente de la Generalitat Quim Torra sí celebró encuentros previos antes de acudir a la reunión de la mesa del diálogo con el Gobierno en 2020 –en la que Illa participó entonces porque era ministro de Sanidad, ha recordado–.

El jefe de la oposición en Cataluña ha asegurado estar decepcionado ante la actitud del líder del Ejecutivo catalán: «No entiendo que una persona que con sinceridad defienda el diálogo, cuando hay un ofrecimiento diga: ‘No, de estos no quiero saber nada'».

«También le digo algo: habrá diálogo en Cataluña. No encontraremos solución en Cataluña si no nos sentamos y dialogamos. Lo que está en discusión es si lo liderará él o encontraremos otra forma de articularlo», ha añadido.

SÁNCHEZ, PRESUPUESTOS Y REFERÉNDUM

Sobre si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debe estar en la mesa de diálogo, ha dicho que eso le corresponde determinarlo al líder del Ejecutivo, y se ha mostrado sorprendido de que Aragonès exigiera que estuviese cuando «no cumple con sus deberes como presidente de la Generalitat» como ir a la Conferencia de Presidentes, a su juicio.

También ha reaccionado a declaraciones de Aragonès en las que vaticinó un referéndum sobre la independencia antes de 2030: «Prefiero no hacer comentarios al respecto, en el sentido siguiente: ya hemos escuchado de todo».

Por último, ha insistido en que Cataluña necesita unos Presupuestos para 2022, que, a su juicio, ya deberían haberse aprobado en 2021 para ayudar a la recuperación económica, y también ha defendido el proyecto de ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que cree que puede hacerse «con pleno respeto al medio ambiente» y a la normativa europea.