Quantcast

Cómo guardar la barbacoa correctamente para que no tengas que tirarla

La temporada del verano llega a su fin y la barbacoa vuelve a su lugar acostumbrado. Hay que recoger todo los implementes que han sido usados en estos últimos días y organizar.

Probablemente la barbacoa ha sido la fiel amiga de estos día, pero ha llegado el tiempo de organizar. Volver a tener el jardín y la terraza en su orden ideal.

LEA TAMBIÉN: CARNES IDEALES PARA HACER A LA BARBACOA

Así que a continuación te enseñaremos cómo poder limpiar y guardar la barbacoa de forma correcta. Tras haber hecho carne, pescados, verduras y otros, es tiempo de limpiar y volver a colocar en su sitio.

Así que toma nota de lo que debes hacer.

Limpieza ideal de la barbacoa

Limpieza ideal de la barbacoa

La barbacoa va a necesitar de unos cuidados específicos para que la puede seguir usando más allá de lo que se considera su vida útil.Este es un artefacto que normalmente suele ser muy caro, por lo que lo mejor es que lo cuides de la forma más óptima posible.

Esto, para que no tengas que sustituirla antes del tiempo en el que lo tienes pensado.

Lo más fácil es que procedas a limpiarla inmediatamente después de que hayas terminado de usarla y apagado el fuego. Pero eso, lo que tienes que hacer es verter, por lo menos, medio vaso de agua fría en la barbacoaClaro que el procedimiento será más fácil o más difícil, dependiendo de los residuos que se encuentren en ella. Y de si se aflojan de forma sencilla o son resistentes a la limpieza.

Otra forma de hacerlo es que, cuando la plancha haya quedado realmente llena de restos de comida. Debes proceder a colocarle encima varios cubos de hielo para que el impacto debido a la diferencia de temperatura sea aún mayor. Una vez que la barbacoa se encuentre a la temperatura del ambiente, procede a lavarla con tu detergente de siempre o utilizando un desengrasante.

Siempre lo deseable es que puedas limpiarla como en la primera opción, esto es, en caliente, pero si por alguna razón olvidaste limpiarla en ese momento.

O no podías hacerlo y la barbacoa se enfrió con la suciedad encima, lo que te recomendamos que hagas es que esparzas una mezcla de agua y sal. Esto con la ayuda de una esponja que no sea de metal, o un paño que puedas desechar.

Agua fría para eliminar residuos adheridos

Agua fría para eliminar residuos adheridos
Cleaning the Grill

Con este método no será necesario que emplees jabón, porque el agua con la sal van a producir el mismo efecto.

Si la barbacoa se encuentra muy sucia, lo primero que te aconsejamos que hagas, en caliente, es echarle encima una generosa cantidad de hielo hasta que se derrita. Luego lo que tienes que hacer es rasparla con una espátula.

Si la barbacoa ya se ha enfriado, entonces ráspala y luego ponla en remojo con algún líquido desengrasante, durante por lo menos unas 12 horas. Al final debes lavarla con toda normalidad usando una esponja de meta o cepillo de cerdas metálicas.

Te aconsejamos que evites usar detergentes, porque en muchas ocasiones, los químicos que contienen tienden a oxidarla y a dañarla, porque está hecha de hierro. Cuando se haya secado, echa un poco de aceite y procede a engrasarla para que quede lista y puedas guardar la barbacoa correctamente y lista para la próxima.

En caso que la barbacoa contenga residuos bastante adheridos, los productos limpiadores industriales, que contienen abrasivos concentrados de rápida acción son ideales y los puedes adquirir en las tiendas especializadas.

Top extra de consejos para guardar la barbacoa

Top extra de consejos para guardar la barbacoa

Como consejo extra y que puedes tomar en cuenta para que guardes la barbacoa correctamente y evites daños, a continuación varios trucos extras. Recuerda que una mala limpieza es lo que podría dañarla y dejarla inservible.

  • Debes precalentar la barbacoa con la tapa puesta con las rejillas de ventilación abierta durante unos 30 minutos.
  • Frota la barbacoa con un cepillo con cerdas de bronce para eliminar los restos. Después de cocinar, hay que volver a lavar las rejillas, esto es siempre que termines de hacer la comida.
  • Después de cada uso, volver a tapar la parrilla y dejar que el carbón queme cualquier resto de comida que quede. Una vez se enfríe, usa un recogedor de metal para quitar las cenizas y tira en un cubo de metal para evitar que se incendie la basura.
  • Luego de añadir cualquier producto limpiador , es necesario que enjuagues con abundante agua para retirar los residuos. Ten en cuenta que no debes dejar producto en ninguna zona de la barbacoa, de lo contrario al guardarla así corres el riesgo que esta se oxide o comience a pelarse.
  • Ten en cuenta que cuando laves la barbacoa debes colocarla al sol para que se seque por completo. No guardes húmeda ni mucho menos mojada.