Quantcast

Ciudadanos registra una PNL para impedir homenajes a etarras

Ciudadanos ha registrado este lunes una proposición no de ley para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez impida nuevos homenajes a terroristas de ETA condenados judicialmente, como el organizado para el próximo 18 de septiembre en Mondragón (Guipúzcoa) en honor de Henri Parot, y para que se cese a los delegados del Gobierno en el País Vasco y Navarra en el caso de que no prohíban estos actos.

Concretamente, la iniciativa parlamentaria busca que el Pleno del Congreso de los Diputados inste al Gobierno a «asegurar, a través de las delegaciones del Gobierno en el País Vasco y Navarra, que no se vuelven a producir los denominados ‘ongi etorri’ que homenajean a terroristas condenados en firme por la Justicia».

En segundo lugar, aboga por «cesar a los delegados del Gobierno» en esas comunidades en el caso de que «no actuaren para impedir la celebración de estos homenajes claramente contrarios a nuestra democracia liberal y a la memoria de las víctimas del terrorismo».

EL GOBIERNO TIENE HERRAMIENTAS LEGALES PARA ACTUAR

En rueda de prensa en la sede de Cs tras la reunión del Comité Permanente, la presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, ha afirmado que el Ejecutivo central debe impedir los homenajes a terroristas y que «no hay excusas» para no hacerlo.

«Tiene tiempo de sobra para evitarlo, con la ley y las herramientas jurídicas en la mano. No podemos asistir a esa pasividad que tiene el Gobierno a que se homenajee a asesinos y terroristas y se humillen los derechos de las víctimas», ha manifestado.

Igualmente, ha criticado la «jornada de odio y señalamiento a los servidores públicos de la Guardia Civil» que se produjo el sábado pasado en Alsasua (Navarra) –durante el ‘Ospa Eguna’, un acto contra la Guardia Civil y otras fuerzas de seguridad que se celebra cada año– «ante la pasividad» del Gobierno foral, el nacional y los socios de gobierno de Sánchez.

Arrimadas ha recordado que en el año 2020 se celebraron en España casi 200 homenajes a terroristas, pese a que una sociedad sana «no puede permitir» que tengan lugar este tipo de actos. «Es un escándalo», ha exclamado.

También ha dirigido esta exigencia de Cs al Gobierno vasco, formado por el PNV y el PSOE, ha recriminado al Ejecutivo de Sánchez que esté muy preocupado por que no se celebren homenajes al dictador Francisco Franco pero no vete los homenajes a «asesinos de ETA».

«Un país serio y una sociedad democrática no puede permitir que el Gobierno mire para otro lado cuando se homenajea a terroristas», ha remachado.

Por ello, ha exigido que se evite la «infamia» del próximo homenaje a Henri Parot, uno de los miembros más sanguinarios de la banda terrorista ETA. Ha sido condenado en 26 ocasiones por su participación en el asesinato de 82 personas, acumulando penas cercanas a los 5.000 años de cárcel.

SE ENALTECEN LOS CRÍMENES Y SE REESCRIBE LA HISTORIA

En su proposición no de ley, Ciudadanos sostiene que los recibimientos que se hacen a los presos etarras que vuelven a casa tras salir de la cárcel no son simplemente celebraciones de familiares y amigos que muestran su alivio por el retorno.

«Son eventos con un fuerte componente político, que enaltecen los actos que condujeron a esa persona a la cárcel», incluidos asesinatos, y suponen no solo «una humillación a las víctimas», sino también «una peligrosa manera de reescribir la historia y borrar el daño y la condición de terroristas de quienes tuvieron a nuestro país amenazado durante décadas y sembraron el miedo en el País Vasco y en toda España», afirma.

Para Cs, normalizar estos actos implica admitir «una visión del pasado fundada en un relato falso de lo ocurrido», «situando como defensores de la democracia a aquellos que intentaron acabar con ella y olvidando la defensa de sus principios por parte de todas las víctimas asesinadas».

Con el fin de que esto no ocurra y que no se trate a los terroristas como «héroes», como cree que hacen formaciones políticas como EH Bildu, aboga por «confinar estas celebraciones, en todo caso, al ámbito privado de sus hogares, pues las acciones de los asesinos solo deben provocar vergüenza».