Quantcast

Urkullu condena la agresión a ertzainas en Bilbao y repudia los homenajes a etarras

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha condenado la agresión a la Ertzaintza cometida por varios jóvenes esta pasada madrugada en Bilbao, y ha denunciado que este tipo de actitudes, así como las de quienes defienden o impulsan los recibimientos a presos de ETA, constituyen comportamientos «repulsivos» que deben ser desterrados a partir de la asunción de una «base ética común».

Urkullu, a través de un mensaje en su cuenta oficial en una red social, ha expresado su condena «sin matices» a la agresión registrada esta pasada madrugada en Bilbao contra agentes de la Ertzaintza, por la que ya han sido detenidos cuatro jóvenes.

El lehendakari ha afirmado que este tipo de actitudes «suponen una ofensa al sentido común y a la dignidad de la mayoría de la sociedad vasca».

MENSAJE A EH BILDU

Además, y en referencia a EH Bildu, ha lamentado que haya quien se haya «desmarcado» de la condena acordada en el Ayuntamiento de San Sebastián por los incidentes que se produjeron el pasado fin de semana pasada en la capital guipuzcoana.

Urkullu también ha recordado que el Gobierno Vasco y quienes han criticado «siempre» los ‘ongi etorris’ o recibimientos a presos de ETA han sido objeto, este pasado martes, de «graves acusaciones». En referencia a los reproches de Sortu a quienes han expresado su oposición a este tipo de actos, ha lamentado que se haya dicho que las críticas a los ‘ongi etorri’ refuerzan a «los enemigos de la paz».

«RECONOCIMIENTO DEL DAÑO CAUSADO»

El lehendakari ha denunciado que este tipo de actitudes son «repulsivas». «Dialogar y hablar, sí. Debemos hablar y exigir una valoración, pendiente, y un reconocimiento del daño injusto causado», ha manifestado.

A su juicio, también es necesario «hablar de cumplir la voluntad mayoritariamente expresada en el Parlamento Vasco en relación a los llamados ‘ongi etorri'». La Cámara autonómica aprobó en 2019 una resolución contra este tipo de recibimientos con el apoyo de todas las formaciones salvo EH Bildu.

Además, ha subrayado la necesidad de «compartir una base ética que destierre para siempre estas actitudes que violan los esfuerzos por una convivencia integral». Urkullu considera «fundamental» que se pueda construir una sociedad «desde la base firme de unos principios y valores compartidos».