Quantcast

India insta a sus fabricantes de automóviles a reducir la dependencia de las importaciones chinas

India ha pedido a los fabricantes de automóviles locales reducir las importaciones de componentes de vehículos eléctricos y otras partes automotrices de China, ya que la tercera economía más grande de Asia busca remodelar sus cadenas de suministro, según ha publicado Bloomberg.

«Es importante que ciertos componentes automotrices, que se importan de China simplemente por razones de competitividad de costes y capacidades de desarrollo, se fabriquen aquí», ha declarado el director ejecutivo del organismo gubernamental de formulación de políticas Niti Aayog, Amitabh Kant.

Kant ha explicado que India depende de China para conseguir los imanes utilizados en los motores de vehículos eléctricos, componentes basados en semiconductores y otras partes eléctricas. Esto debería «no solo minimizarse sino eliminarse», ha afirmado en un evento organizado por la Asociación de Fabricantes de Componentes Automotrices de la India este jueves.

«Hay que reducir el riesgo de la cadena de suministro impulsando la localización, reduciendo la dependencia de las importaciones y me gustaría decir las importaciones de China», ha subrayado Kant.

ESCASA PRODUCCIÓN ELÉCTRICA EN INDIA

Aunque el gobierno indio ha realizado esta solicitud a los fabricantes locales, lo cierto es que la producción de vehículos eléctricos en el país aún es residual.

Tata Motors actualmente lidera el sector naciente con su modelo Nexon. Sin embargo, Maruti Suzuki India, el mayor fabricante del país, no produce ningún vehículo eléctrico. Por su parte, Mahindra & Mahindra vende solo un modelo de automóvil eléctrico de pasajeros, el e-Verito, que se fabrica bajo pedido.

«Si los jugadores establecidos no se mueven hacia los vehículos eléctricos, verán cómo nuevas empresas que los pasarán a todos y se harán con un segmento muy grande del mercado», ha advertido Kant.