Quantcast

Vox pide al Gobierno acoger en España a una «pequeña comunidad» de afganos cristianos

El diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro, ha pedido al Gobierno que se encargue de traer a España a una «pequeña comunidad» que profesa el cristianismo en Afganistán y así salvarlas de los talibanes, pero remarca que este colectivo debe ser una caso «excepcional» porque su partido sigue pensando que los demás civiles afganos han de ser acogidos por países musulmanes cercanos a Afganistán.

Lázaro ha explicado que existe un grupo de «alrededor de 200 personas» afganas cristianas que viven en el país asiático de manera «puramente clandestina» y que no tienen otro punto de acogida que no sea la «Europa occidental».

«Hay que hacer una excepción y sacarlas del infierno que se les avecina», ha alertado el diputado en declaraciones en una rueda de prensa.

En la misma línea, el también diputado de Vox, Víctor González Coello, se ha referido a este asunto diciendo que los afganos amenazados por los talibán solo tienen dos alternativas: «O conversión o muerte».

Según Lázaro, esta petición responde a una excepcionalidad ya que a esta comunidad le unen lazos con la cultura cristiana y en Afganistán «ni siquiera pueden reunirse». Sin embargo, ha incidido en que el resto de civiles afganos deben ser acogidos por los países del entorno de Afganistán ya que España no puede ser una «fuente universal de recepción de afganos».

De la misma manera, ha defendido que una vez que estas personas sean acogidas en los países vecinos de Afganistán, España colabore con estos países «en la forma en que se estime más conveniente» pero, apostilla, «sin que se vuelva a producir en Europa lo que pasó con la crisis de Siria» ya que, a su parecer, es «indigno tratar a esas personas como pura mercancía política y propagandística de los intereses del Gobierno»

A su juicio, España tiene «la obligación» de ser solidaria con los afganos pero a su vez «cuidadosa» en la aplicación de la legislación vigente en materia de extranjería para «evitar infiltraciones de personal vinculado a organizaciones terroristas o a los propios talibanes».