Quantcast

Junta de Castilla y León reafirma el compromiso con la memoria histórica

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha subrayado este miércoles el compromiso del Gobierno autonómico con la memoria histórica y democrática tras visitar el pozo de la Finca los Alredos en Medina del Campo (Valladolid), donde se han llevado a cabo trabajos de exhumación de hasta 63 personas represaliadas durante la Guerra Civil.

Igea ha estado acompañado por el secretario general de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, José Miguel García, y el presidente del Consejo Asesor de la Memoria Histórica, Ángel Hernández. Desde el año 2019, la financiación del Gobierno autonómico para la realización de estos trabajos ha ascendido a 92.200 euros.

En declaraciones, Igea ha destacado la contribución que desde la Junta de Castilla y León se realiza en un asunto de «justicia elemental» y que ayuda a la preservación de la memoria histórica. «No se puede pedir menos que eso a una Administración, que es recuperar la dignidad de quienes fueron brutalmente asesinados. Este sitio sirve para recordar que esto no puede volver a suceder puesto que no hay nada que esté por encima de la vida humana», ha manifestado el vicepresidente durante su visita.

Tras referirse al lugar como «un sitio estremecedor», Igea ha destacado el caso de uno de los cadáveres, el de un menor abrazado a otra persona, probablemente su padre. En este sentido, el vicepresidente ha asegurado que «lo que hoy se ve en otras partes del mundo, no está muy lejos de lo que aquí sucedió».

Por ello, ha subrayado que «preservar la memoria y la historia de lo ocurrido» es un trabajo que ha de hacerse «entre todos» y ha destacado, entre los asuntos urgentes, la elaboración del mapa antes de que se pierda la memoria, para lo que la Junta colabora con la Universidad de Burgos.

63 VÍCTIMAS

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) en Valladolid, Julio del Olmo, ha guiado personalmente esta visita y ha detallado cómo ha sido el proceso de trabajo que ha permitido la localización de un total de 63 víctimas.

Del Olmo ha agradecido la colaboración de la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento de Medina del Campo, tanto con ésta como con la anterior Corporación municipal para llevar a cabo la exhumación de estos cuerpos, después de lo cual ha recordado que en 1936 España «era un estado democrático» a pesar de «todos los problemas» y de un contexto histórico «nada fácil», pero «una democracia» a fin de cuentas «que los que no aceptan vivir en democracia rompieron con una sublevación militar» que desembocó, una vez fracasado el golpe, en un «enorme dolor».

En este sentido, ha destacado el elevado número de asesinatos en provincias como Valladolid, donde no se situó ningún frente ni se registró «casi oposición», a pesar de lo cual fueron asesinadas 2.647 personas cuyo caso ha podido constatar la ARMH Valladolid.

En enero de 2019 el Consejo Técnico de la Memoria Histórica de Castilla y León realizó un primer informe acerca del proyecto de excavaciones en la Bodega Casa Alfredo, junto con la correspondiente autorización de la Junta de Castilla y León y una subvención de 52.800 euros.

Con un segundo informe y una segunda autorización del Gobierno autonómico, ya en julio de 2020, se formalizó el proyecto de trabajos de la ARMH Valladolid sobre el pozo de la Finca los Alfredos financiado con 39.400 euros por parte de la Administración autonómica.