Quantcast

Cómo devolver el blanco a las hojas amarillas de los libros

Leer libros es un proceso en el que intervienen varios factores como la decodificación, el mensaje, el significado, y la participación de un autor-lector. Pues es precisamente el proceso que establece una interacción entre el autor y el lector a través de un libro o cualquier texto.

Se dice que cuando el ser humano lee, el hemisferio izquierdo del cerebro se pone en marcha y trabaja a toda velocidad para activar distintas áreas. De acuerdo al neurólogo Stanislas Dehaene del Collège, la capacidad de leer logra modificar el cerebro.

LEA TAMBIÉN: LECTOR DE LIBROS VS TABLET: ¿QUÉ ES MEJOR PARA LEER LIBROS?

Los libros son básicamente portales al conocimiento, te brindan una serie de herramientas para que el ser humano conozca sobre determinados temas.

Novelas medievales, historias de amor, guerra, economía, dictadura, hambre y todos los temas que podrías imaginar están plasmados en libros. Pequeños y grandes, con tapa o sin ella, los libros son un tesoro que cualquier ser humano resguarda en casa.

El tema es que con el tiempo , los libros se van deteriorando e incluso se les va quitando el color blanco de las hojas para ponerse amarillos. Por lo que muchas veces esto tiende a ser de mal gusto y simplemente hace que el libro se vea feo.

¿Cómo cuidar tus libros y hacer que siempre mantengan las hojas de color blanco?

¿Cómo cuidar tus libros y hacer que siempre mantengan las hojas de color blanco?

En la actualidad, las nuevas tecnologías han hecho que cientos de personas opten por libros digitales y se ahorren una buena cantidad de dinero en los libros físicos. Las opciones desde ibooks, tablets o incluso los móviles, han hecho que el tema de los libros físicos queden en la historia.

Sin embargo, aún hay quienes conservan el buen gusto por los libros en físico y tienen una gran cantidad resguardada en bibliotecas

Son muchos los que prefieren el encanto de la lectura del libro en papel y guardarlos cuidadosamente en sus estanterías. Es difícil cuidar los libros y evitar que se cubran de polvo, e incluso a veces pueden agarrar mal olor o llenarse de moho. Por ello es fundamental que sepas de qué manera puedes cuidarlos y hacer que las hojas se mantengan en blanco.

A continuación te enseñaremos cómo puedes cuidarlos y mantenerlos con algunos toques y trucos especiales.

Para que los libros en piel queden como nuevos, solo debes quitarle el polvo y frotarlos con una esponja humedecida en agua y cera líquida. Después secar y frotar con una gamuza. Es todo y volver a guardar en su sitio.

Cómo quitar el color amarillo

Cómo quitar el color amarillo

Gran parte de los papeles están hechos de celulosa y de un componente llamado lignina. Este componente es incolora y refleja muy bien la luz, por lo que nuestros ojos la perciben como blanca.

El problema llega con la lignina que al exponerse a la luz y el aire, cambia su estructura molecular. Es decir que es susceptible a la oxidación, un proceso que crea unas moléculas llamadas cromóforos que en el caso de la oxidación de la lignina son de ese color amarillo o marrón.

La única forma de evitar que el paso del tiempo afecte a las páginas de los libros es mantenerlas lejos del oxígeno, sustituyéndolo por nitrógeno, argón u otro gas inerte. Así como de la luz, ya que esta acelera el proceso de oxidación. Por lo tanto no hay forma de quitar con algún producto el color amarillento de las hojas.

Sin embargo, en caso que desees quitar el amarillo de las tapas, se recomienda limpiarlas con un algodón humedecido en lejía, y agua oxigenada y agua a partes iguales. Frota con cuidado por la zona de la tapa y luego quita los residuos con un trapo seco.

Cómo eliminar el olor a moho y la humedad de un libro

Cómo eliminar el olor a moho y la humedad de un libro
literature

En caso de olor a humedad, espolvorear el libro con polvos de talco. Cerrarlo y colocarlo entre dos libros de mayor volumen y peso. Tras unos días el talco habrá absorbido la humedad. El talco se podrá retirar de forma sencilla.

Para eliminar el olor a moho coloca el libro en una bolsa de plástico con un poco de bicarbonato. Deja reposar por unos días, el olor desagradable procedente del libro habrá desaparecido.

El tener guardados los libros podría generar humedad y estos pueden ser eliminados con hisopos humedecidos con agua destilada. Use papel secante para cuidar el estado de las hojas.

La misma humedad también puede generar hongos que afectan sus hojas. Puedes limpiarlas con un cepillo suave, para después poner 10 gramos timol (ácido tímico) disuelto en 100 mililítros de alcohol, este eliminará todos los hongos. El timol es vendido en polvo y puede conseguirlo en tiendas de químicos.

Evite sumergir los libros en agua o químicos que puedan dañarlo. Siempre mantenga una toalla seca al alcance en caso que hay algún residuo de agua o producto que salpicó por error.