Quantcast

El Congreso rechaza la petición para que Llop explique la denegaciones «masivas» de nacionalidad a sefardíes

La Diputación Permanente del Congreso ha rechazado este miércoles la petición del PP para que la ministra de Justicia, Pilar Llop, explique en la Cámara baja en una sesión extraordinaria las denegaciones «masivas» de nacionalidad a descendientes de sefardíes. Los ‘populares’ han contado con el apoyo de Vox y Ciudadanos.

El portavoz del PP en esta materia, Carlos Rojas, ha defendido esta petición alegando que se están produciendo denegaciones «masivamente», de forma «indiscriminada» y «sin transparencia».

Según Rojas, entre octubre de 2015 –cuando se puso en marcha la ley que permite esta nacionalización– y «hasta hace unos meses», de 33.485 peticiones se denegaron 3 solicitudes. Mientras que, de estos meses atrás, se han denegado el 22% de ellas. «Más de 3.000 demandas han sido denegadas en los últimos meses sin que haya ninguna explicación», ha declarado.

El PP quiere que el Gobierno explique si «este cambio de criterio» para otorgar la nacionalidad se debe a «una decisión meramente política» y «apartada del derecho», que refleja la «posición antisemita de izquierdas», o por una actitud «prevaricadora para humillar a los beneficiarios de una ley» puesta en marcha por el PP.

CRÍTICAS AL DISCURSO «EXCESIVO» DEL PP

Tras este discurso, los representantes de PSOE, Podemos, PNV y Coalición Canaria han tachado de «excesivo» y «sobreactuado» el discurso del diputado ‘popular’.

El representante socialista en este debate, Francisco Aranda, ha afeado al PP que pida la comparecencia urgente de Llop por este tema cuando la ministra ya ha anunciado que irá al Congreso a explicar las líneas de trabajo de su departamento a principios de septiembre.

También ha señalado que el voto en contra de su partido se debe a que el Ejecutivo realiza las concesiones nacionalidad rigiéndose «escrupulosamente» por lo dispuesto ley 2015 y ha contestado a la cifras de Rojas señalando que en los años del Gobierno del PP (entre 2016 y 2018) se resolvieron 4.500 peticiones de nacionalidad, frente a las 30.000 desde entonces, hasta ahora.

A Unidas Podemos, por su parte, le ha «llamado la atención» que el principal partido de la oposición se preocupe por esta cuestión cuando, a su juicio, existen actualmente otros «problemas» en cuestión. En concreto, a su portavoz, el diputado de Galicia en Común, Antón Gómez Reino, le ha sorprendido el «ahínco» de los ‘populares’ con el pueblo sefardí y la «total inhibición que tiene con otros ciudadanos e otras nacionalidades» con «dificultades para acceder a la ciudadanía española».

«UNA COSA ES SEFARDÍ Y OTRA SER JUDÍO»

La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, ha calificado como una «barbaridad» los calificativos del PP sobre este tema y le ha explicado a Rojas que sus palabras sobre antisemitismo no tienen «ningún sentido» porque «una cosa es ser sefardí y otra ser judío».

De forma similar se ha expresado el representante de PNV en este debate, Mikel Legarda, quien ha hablado de una intervención de Rojas «sesgada» y «excesiva». Legarda niega que lo que esté ocurriendo sea una cuestión antisemita porque los solicitantes deben demostrar estar vinculados a los sefardíes y «no a cualquier judío». También ha señalado que se estaban presentado documentos ante notario por poderes, algo que tampoco permite la ley.

El diputado vasco ha señalado que preguntarán sobre este tema a Llop, pero no considera necesario pedir una comparecencia urgente cuando ya ha anunciado que iría al Congreso «en la primera decena» de septiembre.

VOX Y CS APOYAN AL PP

Los únicos grupos que han apoyado esta petición han sido Vox y Ciudadanos. Los de Santiago Abascal han hablado de cifras similares al PP, en cuanto a denegaciones de expedientes y creen que el Ejecutivo, al que también acusan de antisemitismo, quiere «dinamitar» todo «consenso entre españoles». Es por eso que aseguran que también reclamarán explicaciones sobre este tema a la titular de Justicia.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en este debate, Carmen Martínez, ha mostrado su preocupación por «la ola de negaciones» con respecto a las nacionalidades de los sefardíes y lamenta que los afectados por las decisiones del Gobierno vena «truncadas sus aspiraciones» como ciudadanos españoles.