Quantcast

El PSOE acusa a Almeida de «comprar las almas» de los ediles escindidos de Más Madrid

La portavoz adjunta del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, ha acusado este martes al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, de «comprar las almas» de los cuatro ediles escindidos de Más Madrid que pasarán al grupo mixto y ha lamentado la «inmadurez política» del partido liderado por Rita Maestre.

«El alcalde ha hecho lo que mejor sabe hacer, comprar las almas de los díscolos», ha señalado la portavoz socialista en referencia a los cuatro ediles escindidos de Más Madrid (Marta Higueras, José Manuel Calvo, Luis Cueto y Felipe Llamas).

Estos cuatro concejales, que obtuvieron su acta tras presentarse en las listas de Más Madrid al Ayuntamiento y ahora integrados en Recupera Madrid, pasarán a formar el grupo mixto en Cibeles después de que se haya desestimado el recurso presentado en este sentido por Rita Maestre.

«Es triste que Más Madrid acabe de esta forma. Es un fin de ciclo que deja al descubierto muchísima inmadurez política y una falta de compromiso con ideas que en definitiva son más importantes que riñas de patios de colegio», ha lamentado la portavoz de Cultura del PSOE en el Ayuntamiento.

En esta línea, ha censurado que las discrepancias en el seno de la formación liderada por Maestre primen sobre la defensa del programa. «Ellos vinieron a asaltar los cielos, nos juzgaron con una severidad inquisitorial a los demás sin precedentes y han acabado sin poder dialogar entre ellos», ha alegado.

Unas decisiones con las que, según ha recalcado, «pierden los madrileños, pierde su salud» y «gana de nuevo» el alcalde, «que no puede dejar de dar las gracias por la oposición que le ha tocado».

Entre otras cuestiones, el gobierno municipal de PP y Ciudadanos recibirán el respaldo de los cuatro ediles del grupo mixto para sacar adelante la Ordenanza de Movilidad Sostenible (OMS) de Madrid en el pleno convocado para tal fin el 10 de septiembre.

Desde Más Madrid han confirmado, no obstante, que presentarán un recurso ante la justicia contencioso-administrativa contra la decisión del paso al grupo mixto al considerar que estos cuatro ediles deberían ser considerados como concejales no adscritos.

El pase al grupo mixto supone, entre otras cuestiones, el reconocimiento de derechos análogos a los del resto de los grupos en cuestiones económicas, personales, técnicas y materiales.