Quantcast

Consejero vasco dice que «preocupa» que el descenso de casos pueda quedar «estancado»

El viceconsejero de Salud del Gobierno Vasco, José Luis Quintas, ha afirmado que, pese a que los contagios de covid están en «fase de descenso» en Euskadi, «preocupa» que se quede «un poquito estancado» y que la ocupación hospitalaria y especialmente en las UCI no haya «tocado techo». Por ello, ha reiterado que no espera «grandes cambios» tras la reunión del LABI de este jueves.

En una entrevista concedida a Onda Cero, el viceconsejero ha explicado que la pandemia está en «una fase de descenso continuado» desde que se llegó al «pico» de más de 700 casos acumulados en 14 días por cada 100.000 habitantes, de modo que en la última jornada la tasa de incidencia es de 426,69 casos.

Sin embargo, ha advertido de que este descenso no está siendo «tan rápido» como al inicio de la reducción y, por ello, «preocupa» que se pueda quedar «un poquito estancado». Otro de los factores que «preocupan» es que la ocupación de camas en Osakidetza por parte de pacientes covid y especialmente en las UCI «no toque techo y vaya haciendo un descenso ya más claro».

En este sentido, ha incidido en que, aunque en la última jornada sí han bajado los pacientes en UCI (tres menos este lunes que el domingo), no se puede «decir que se haya tocado techo todavía».

En este contexto, ha reiterado que, si bien es «prematuro decir lo que va a recomendar» la comisión científico-técnica del Comité Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) prevista para este jueves, «en principio, con los datos actuales de esta semana, no parece muy aventurado decir que no se esperan grandes cambios» respecto a las restricciones vigentes.

En todo caso, ha apelado a esperar al jueves porque, según ha precisado, no tiene «toda la información» y puede que haya «un pronóstico de mejora» que haga modificar las medidas. «Con los datos de hoy no parece, pero vamos a esperar», ha insistido.

LIGADAS

Por otro lado, Quintas ha señalado que, en el actual «pico» de la pandemia, confluyen el hecho de que «no se ha completado como esperábamos la vacunación especialmente de los jóvenes, que se está enlenteciendo», y el hecho de que los jóvenes son los que tiene «mayor interacción social» en estas fechas veraniegas.

Según ha indicado, «las dos cosas van ligadas», de modo que no se cubren todas las citas disponibles para vacunarse porque los jóvenes «pririozan su vida de manera distinta» ya que no perciben «una situación tan peligrosa» y, como son los que «más se mueven», se mantienen tasas de incidencia «tan altas».

El viceconsejero ha destacado que dos de cada tres personas que llega a las UCI no están vacunados y, aunque uno de cada tres sí lo está porque el porcentaje de eficacia «no es del 100%, el porcentaje de personas vacunadas con el ciclo completo que se contagia es de un 0,7%.

PROTOCOLOS SIMILARES

Finalmente, ha indicado que las previsiones de vacunación en el inicio del curso «no son malas» ya que se espera que a finales de agosto y principios de septiembre «se incremente mucho» la tasa de vacunados entre los más jóvenes, que actualmente «no es mala» tampoco.

Sin embargo, se prevé que los protocolos de prevención para el inicio del curso no serán «muy distintos» a como se terminó el anterior curso porque tendrá que seguir habiendo «medidas muy parecidas» en ventilación, en prevención en comedores y en el protocolo docente.