Quantcast

Robles agradece a la UME su esfuerzo en la lucha contra el fuego

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha agradecido el esfuerzo realizado durante este verano por la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la extinción de incendios tanto en España como en Turquía y Grecia así como la instalación en tiempo récord del campamento para la acogida de los afganos evacuados en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).

Robles ha visitado el cuartel general de la UME en Torrejón acompañada por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, y ha sido recibida por el jefe de la UME, teniente general LuisManuel Martínez Meijide; su segundo en el mando, general de división del Ejército del Aire José Manuel Cuesta; así como por el jefe de la Base Aérea de Torrejón, general de brigada del Ejército del Aire Pablo Guillén.

Aquí, la ministra ha conocido en el centro de operaciones el balance provisional de la campaña actual contra los incendios forestales, tanto por parte de la UME como por parte del 43 Grupo del Ejército del Aire.

En este sentido, Robles ha agradecido su «esfuerzo tan especial» este verano ya que no solo han trabajado en extinguir incendios en España sino también en Grecia y Turquía, «incendios complicadísimos, con unas extensiones de terreno quemadas que no tienen parangón, inmensas». «La labor que ha hecho la UME junto con el 43 Grupo ha sido fundamental», ha recalcado.

Asimismo, ha aprovechado para trasladarles su agradecimiento por «el esfuerzo que ha hecho para levantar el campamento en Torrejón donde están las personas que están llegando de Afganistán». «Se levantó con toda la rapidez, perfectamente diseñado», ha ensalzado.

CAMPAÑA CONTRA INCENDIOS

Según ha informado el Ministerio de Defensa, desde el inicio de la campaña el 15 de junio, equipos y batallones de la UME y el 43 Grupo han participado en la extinción de nueve incendios en territorio nacional, los más recientes de Ávila, Las Palmas y La Rioja, y en dos en el extranjero, en Turquía y Grecia, en este último caso en virtud del Mecanismo Europeo de Respuesta a Emergencia (RescUE).

Más de 600 militares de la UME se desplegaron durante la ola de calor en España del 13 al 15 de agosto en los incendios forestales declarados en las provincias de Ávila (El Raso-Candeleda y Navalacruz) y Castellón (Azuébar), en los que también participaron aeronaves del 43 Grupo y helicópteros del Batallón de Helicópteros de Emergencias (BHELEME) del Ejército de Tierra.

Cerca de 3.000 militares de la UME, los aviones apagafuegos operados por el 43 Grupo del Ejército del Aire y cuatro helicópteros del Ejército de Tierra están preparados para actuar si se produce un fuego en cualquier parte del territorio nacional durante la campaña, que concluye el 31 de octubre.

En esta ocasión, la UME pondrá a disposición un total de 1.400 militares en lucha directa contra los incendios y otros 1.500 para tareas de logística y transmisiones. Por su parte, el 43 Grupo del Ejército del Aire operará los aviones anfibios ‘Canadair’ CL-415 desde sus bases en Santiago de Compostela, Salamanca, Torrejón, Talavera la Real, Málaga, Zaragoza y Pollensa.

Además, el Batallón de Helicópteros de Emergencia (BHELEME) del Ejército de Tierra aportará dos EC-135 con base en Colmenar Viejo y dos Cougar con base en Bétera (Valencia).