Quantcast

Cómo impedir que la toalla de la playa se vuele

Impedir que la toalla de la playa se vuele está en la lista de puntos pendientes y que todos debemos aprender. Pero antes de aprender cómo mantenerla en su sitio, es bueno conocer cómo dejarla sumamente limpia e impecable.

A muchas personas les gusta que las toallas se mantengan limpias, suaves y nada rusticas al momento de llevarlas a la playa. Así que además de enseñarte cómo mantenerla en un solo sitio, también te enseñaremos cómo dejarlas suaves para antes y después de un día de playa.

Así que a continuación toma nota de los secretos mejor guardado para que puedas disfrutar un día de playa sin temor a que la toalla se vuele.

¿Cómo hacer que la toalla de la playa se mantenga?

¿Cómo hacer que la toalla de la playa se mantenga?

La verdad es que no es complicado, pues mantener una toalla en su lugar solo bastará que apliques algunos trucos.

Estira la toalla dela playa en el lugar que desees y para que no se vuele coloca en cada esquina algún bolso o una cava. De manera que cuando llegue la ráfaga de viento, esta no se vuele.

Otro gran truco es que si te encuentras en una playa en la que hay varias rocas, puedes simplemente tomar cuatro y colocarlas en cada esquina de la toalla. Esta se mantendrá en su sitio sin problema.

LEA TAMBIÉN: QUÉ ES MEJOR, UN ALBORNOZ O UNA TOALLA

Algunas personas prefieren colocarle un asiento encima, pero para que no moleste puedes simplemente colocar algo de peso en cada esquina.

En caso que tengas muchas complicaciones con la toalla normal, puedes echar un ojo en Amazon. Ahí ofrecen una toalla resistente a la arena de la playa y al agua del mar o la piscina.

La toalla de 200×200 cm disponible en Amazon te permitirá relajarte y estar al sol sin la preocupación de sacudirla o ponerla a tender para que se seque, ya que está fabricada con un material totalmente resistente e impermeable. Además que debido a su material, logra mantenerse en su sitio sin problema.

Recuerda que la toalla se mantendrá únicamente si le colocas peso en cada esquina, de lo contrario volará.

Toalla perfecta antes y después de un día de playa

Toalla perfecta antes y después de un día de playa

Ahora que ya sabes cómo mantener una toalla en el sitio en la playa, es tiempo que conozcas cómo mantenerlas impecables antes y después.

Con el tiempo, las toallas se terminan endureciendo. Esto se debe que mientras más uso y lavadas tienen, los residuos de cal en el agua se van acumulando entre los tejidos de las toallas, por lo que al secarse quedan rígidas y ásperas.

Al momento de lavar las toallas es conveniente que lo hagas por separado. Con esto lograrás que puedan moverse con más facilidad dentro de la lavadora y así conseguir una limpieza más efectiva. Usa el suavizante que mas te guste.

Para mantenerlas lejos de olores molestos, la mejor forma para lograr que las toallas estén con buen aroma es previniendo la humedad. Para ello, lo más recomendable, es que las pongas un tiempo al sol luego de lavarlas y después de usarlas.

La mejores horas, son en la mañana antes de las 12 del medio día y al finalizar la tarde, cuando los rayos del sol sean un poco más suaves. Esto es para que las hebras no se endurezcan.

Para mantenerlas con buen aroma, el lavado debe ser una vez a la semana. Recuerda que el lavado regular evita por completo la aparición de malos olores. Sin importar si parece limpia, es necesario lavarla ya que esta entra en contacto con la piel.

Extra toque de suavidad

Extra toque de suavidad

Muchas veces por el tema del uso constante , pierden suavidad y más si es la toalla preferida para ir a la playa. Así que toma nota.

El toque extra para suavidad es utilizar un suavizante ‘natural’ de fibras. Para que esto se pueda lograr sigue los pasos a continuación:

  1. Coloca las toallas en una cubeta y agrega agua fría suficiente para cubrirlas, luego añade un chorrito de vinagre blanco y un chorrito de zumo de limón.
  2. Deja las toallas remojar durante al menos 30 minutos, mientras les das vueltas para que así la mezcla penetre bien los tejidos.
  3. Luego enjuaga las toallas con agua fría para así deshacerte del limón y el vinagre. Escúrrelas bien antes de introducirlas en la lavadora.
  4. Por último solo tendrás que programar la lavadora para lavar con agua fría, y no te excedas con el detergente.

Luego de este proceso ten en cuenta que:

  • Debes sacudirlas para devolverles la forma. Para ello solo tendrás que extenderlas mientras las agitas.
  • Ahora debes secarlas al aire libre. Ten en cuenta que solo deben llevar un poco de sol el de la mañana y el de la tarde, cuando no está tan fuerte. Debe ser en un espacio aireado natural.