Quantcast

Crema maragata: el postre que rivaliza con las natillas y la crema catalana y se hace en 5 minutos

Entre natas, natillas, cremas catalanas y postres preparados con base a leche, huevos y azúcar, existen las más adaptadas versiones según la localidad; y es allí cuando salta al ruedo la cremosa, dulce y deliciosa crema maragata.

La crema maragata es una natilla tradicionalmente servida en el norte de España en la provincia de León; famosa, vale la pena aclarar por su espectacular cocido maragato, el cual enamora a todos los turistas que visitan León, la tierra de la “Maragatería”

La crema maragata, el emblema dulce de la maragatería

Crema maragata: el postre que rivaliza con las natillas y la crema catalana y se hace en 5 minutos

De un nombre muy particular, este postre lleva el sello de ser creado por los maragatos. Unos ciudadanos de arraigada cultura tradicional que tal como los gitanos viven en su comunidad cuidadosamente protegida.

El centro de la maragatería se ubica hacia San Román, cerca de Astorga y allí convergen las más arraigadas tradiciones con los gustos de los turistas que caen rendidos a los pies de los más puros sabores. 

Todo parece indicar que los maragatos surgieron en los momentos de las invasiones romanas; cuando se asentaron hacia la zona de León, los mauritanos y cartagineses para mantenerse a salvo de los invasores. Allí establecerían un modo de vida tradicional que permanece hasta ahora, con ricos platillos y postres que les dan una gran notoriedad.

La crema maragata simboliza uno de esos postres más típicos que han surgido en la provincia, y con una cubierta quemada, tiene mucho en común con la tradicional crema catalana.

Si bien el origen de la comarca de los maragatos es incierta, muchos señalan que su nombre surgió del hecho de que sus pobladores eran arrieros y trasladaban principalmente pescados… Aunque pueda parecer algo loco, se afirma que el nombre significa del mar al gato; reducido entonces de manera curiosa a maragato.

Aun cuando sus orígenes están envueltos en la más espesa bruma de misterio, los maragatos conservan sus más tradicionales preparaciones culinarias, entre las que destaca por supuesto la crema maragata.

La natilla española, la madre de todos los postres cremosos

natillas

Maragata, catalana, brûlée o como puedan ser llamadas, las más ricas cremas dulces son principalmente preparadas con la base de las más divinas natillas. Es posible que varíen algunos de sus ingredientes o el método de cocción, pero básicamente todas nacen de la más antigua tradición de las cremas dulces con huevo y leche.

La natilla española es la madre de todas las cremas dulces incluida por su puesto la tradicional crema pastelera, con la que se rellenan los más ricos postres y tartas. Por supuesto la crema maragata es una de las variaciones de la natilla y en la provincia de León la hacen extraordinariamente rica.

La crema maragata, un postre rápido y muy delicioso en tan solo 5 minutos

Crema maragata: el postre que rivaliza con las natillas y la crema catalana y se hace en 5 minutos

Con todo el misterio que envuelve a los maragatos, la receta de su postre ha sido cuidada por años; sin embargo, una vez que la conozcas se convertirá en tu postre tradicional favorito.

Para hacer la crema maragata en tan solo 5 minutos, lo primordial es tener todos los ingredientes a una temperatura adecuada. La mitad de la leche debe estar a temperatura ambiente y la otra mitad bien caliente, igualmente los huevos, los cuales debes sacar de la nevera por lo menos con una hora de antelación. Nunca dejes los huevos fuera de la nevera por más de dos horas antes de prepararlos.

La frescura de los ingredientes, tal como en otras recetas es de suma importancia, leche y huevos frescos, así como especias en buen estado te darán el mejor de los resultados.

Preparación de la crema 

crema

Para hacer un postre súper rico y en tan solo 5 minutos, lo más importante es tener listos, ordenados y pesados todos los ingredientes. Como te he comentado, la mayoría de ellos son los tradicionalmente utilizados en la preparación de las más tradicionales natillas.

Comienza por tener listos para usar: ½  litro de leche a temperatura ambiente y ½ litro de leche caliente, 6 yemas de huevo más 2 huevos enteros, la piel de 1 limón, 20 gramos de mantequilla, que puede ser casera y es fácil de hacer siguiendo esta receta.  Y necesitarás también 80 gramos de maicena, 150 gramos de azúcar y una vaina de vainilla. Adicional un poco de azúcar para quemar la superficie.

Comienza calentando muy bien el medio litro de leche que necesitarás caliente y mantenla en la olla a fuego medio mientras que vas añadiendo en la licuadora la leche restante a temperatura ambiente, las yemas, los huevos enteros, la maicena y el azúcar. Licúa a máxima potencia y pasa la mezcla por un colador. Es importante pasar la preparación por el colador a fin de evitar algunos coágulos de huevo. 

Una vez que tengas colada la mezcla, viértela sobre la leche que tienes caliente en la hornilla y comienza a integrar con un batidor de varillas. Añade la piel de limón y la rama de canela. Al haber utilizado la mitad de la leche bien caliente, verás como la crema comienza a tomar cuerpo en menos de 5 minutos. 

La cocción de esta manera se hace de una forma tan rápida que debes estar pendiente de que no se queme. Cuando notes que la crema está espesando, retira la cáscara de limón y la rama de canela. Añade vainilla y remueve un poco. Apaga la hornilla y coloca los 20 gramos de mantequilla.

Sirve la crema en vasos individuales preferiblemente de barro o cerámica, espolvorea un poco de azúcar y quémala con un soplete. Tendrás lista rápidamente la más deliciosa crema maragata.