Quantcast
martes, 18 enero 2022 22:04

El motivo por el que Memphis Depay se tapa los oídos cuando marca un gol

Los días siguen pasando y cada vez falta menos para que el FC Barcelona inicie su anda en LaLiga Santander, aunque hombres como Memphis Depay están preparándose con todo para su debut de forma oficial sea de una forma más que memorable. Si bien es uno de los nuevos fichajes, junto a «Kun» Agüero, Eric García y Emerson Royal, el del neerlandés luce un poco más especial; esto debido a que por edad, calidad y buena relación con Ronald Koeman, que lo conoce de la selección de Países Bajos, parte con una ligera ventaja que no tiene el resto. Pese a que aún falta resolver el tema de la permanencia de Lionel Messi, el entrenador blaugrana ya va perfilando el modo en que quiere que juegue su equipo y buena parte del ataque dependerá de las ocurrencias de su compatriota y del argentino.

Lo de Messi es una incógnita, pues desde hace tiempo que se busca salir de varios jugadores con los salarios más elevados o que no cuentan para Koeman, como lo son Griezmann, Pjanic, Coutinho o Umtiti, para reducir la masa salarial y así poder inscribirlo en el campeonato español; sin embargo, Joan Laporta todavía no ha logrado destrabar esa situación y como el fútbol no espera a nadie, el estratega neerlandés ha comenzado a trabajar con lo que tiene y allí la figura de Depay ha comenzado a sobresalir. Tanto es que ha llamado la atención que ya marcó en el duelo amistoso ante el Girona; pero eso no es todo, pues muchos se sorprendieron con su forma de celebrar, de cerrar los ojos y taparse los oídos. Para evitar malos entendidos, el propio jugador ha querido salir del paso y ofreció una entrevista para explicar su curiosa celebración.

Una forma para darse valor que se hizo costumbre

Koeman
Depay comenzó a celebrar así en el 2017 cuando jugaba en el Lyon

Puede sorprender pues su gesto pareciera como una afrenta contra la grada, pero tal y como comentó para ‘Sport’, su seña no tiene nada que ver con un enfrentamiento contra el público; más bien tiene que ver con su forma característica de celebrar los tantos. Según explicó el propio Depay, el modo de celebrar viene desde el 2017 cuando estaba en el Olympique Lyon. El neerlandés indicó que en esa época todavía no había logrado ganarse la titularidad y por eso pasaba mucho tiempo como suplente; sin embargo, el atacante tenía la particularidad de que cada vez que entraba desde el banco marcaba un gol. Ese hecho comenzó a ocurrir de forma seguida y por eso decidió hacer ese gesto como un modo de protesta; así expresaría su molestia por la situación que estaba viviendo y que no le parecía nada justa.

El neerlandés continuó diciendo que poco a poco las cosas fueron cambiando y el entrenador se dio cuenta de que con él en cancha tenías más posibilidades de conseguir los triunfos; de ese modo comenzó a jugar de titular y los goles siguieron llegando. Pese a ya volver a sentirse importante y afrontar los duelos desde el pitazo inicial, su buena racha se mantuvo; por ese motivo Depay no quiso abandonar la costumbre y lo que comenzó como un símbolo de protesta se convirtió en una hábito, pues celebrar los goles de esa manera le había dado buena suerte para seguir marcando. Como todas las cosas, el gesto de celebración del nuevo jugador del Barcelona continuó evolucionando y tras ese significado con el que inició en el 2017, este se transformó y pasó a representar dos conceptos mucho más profundos.

Depay lucha por una buena causa

El neerlandés ya dejó ver su celebración al marcar con su nuevo equipo

En la entrevista que concedió al medio catalán, Depay no se detuvo y continuó explicando el porqué de su celebración. El neerlandés agregó que luego de hacerlo como protesta y luego seguir debido a que le trajo suerte; la verdad es que se dio cuenta que representaba mucho más, pues el hecho de cerrar los ojos y taparse los oídos no significaba ningún tipo de provocación al público, de hecho era una forma de darse ánimos a sí mismo. Con su celebración quería simbolizar que que en ocasiones no hay que prestar mucha atención a lo que dicen otros; por eso no hay que verlos ni oírlos, porque lo mejor es centrarse en uno mismo, reconocer los propios errores y desde allí mejorar. «Si te dejas influir es posible que no puedas jugar con libertad», expresó el nuevo futbolista del Barça.

Ya su forma de celebrar adquirió un matiz más profundo, pues se trata de no centrarse en lo malo y ver que se puede mejorar por uno mismo; pero además de todo eso, Depay se ha mantenido haciendo su popular gesto de cerrar los ojos y taparse los oídos para dar a conocer una Fundación que abrió en Ghana. Esta institución está destinada para ayudar a los niños ciegos y sordos; así que al hacer el gesto también lo hace como una forma de hacer visible ese tipo de enfermedades y a su Fundación que trata de apoyar a esos pequeños en el país africano con esas discapacidades. Si bien ha sido en pretemporada, ante el Girona estreno su cuenta goleadora con el Barcelona y mostró desde ya ese gesto con muchos significados que los aficionados esperan seguir viendo muchas veces esta campaña.