Quantcast

La respuesta antiviral temprana en la nariz puede determinar el curso del Covid-19

spot_img

La respuesta antiviral temprana en la nariz puede determinar el curso del coronavirus, según han puesto de manifiesto investigadores del Instituto Ragon de MGH, MIT y Harvard, el Instituto Broad del MIT y Harvard; Hospital de Niños de Boston (BCH) y el Centro Médico de la Universidad de Mississippi (UMMC) en un estudio publicado en la revista ‘Cell’.

En concreto, los expertos se preguntaron si este camino hacia la enfermedad grave podría comenzar mucho antes de lo esperado, tal vez incluso dentro de la respuesta inicial creada cuando el virus ingresa por la nariz.

Para probar esto, estudiaron células tomadas de hisopos nasales de pacientes en el momento de su diagnóstico inicial de Covid-19, comparando pacientes que desarrollaron Covid-19 leve con aquellos que progresaron a una enfermedad más grave y eventualmente requirieron asistencia respiratoria.

Sus resultados mostraron que los pacientes que desarrollaron Covid-19 grave exhibieron una respuesta antiviral mucho más silenciosa en las células recolectadas de esos primeros hisopos, en comparación con los pacientes que tuvieron un curso leve de la enfermedad.

«Nuestros hallazgos sugieren que el curso del COVID-19 grave puede estar determinado por la respuesta antiviral intrínseca del cuerpo a la infección inicial, lo que abre nuevas vías para intervenciones tempranas que podrían prevenir la enfermedad grave», han detallado los investigadores.

Para comprender la respuesta temprana a la infección, recolectaron hisopos nasales de 58 personas, de los cuales 35 hisopos provienen de pacientes con COVID-19, tomados en el momento del diagnóstico, que representan una variedad de estados de enfermedad, de leves a graves; 17 hisopos procedían de voluntarios sanos y seis de pacientes con insuficiencia respiratoria por otras causas.

El equipo aisló células individuales de cada muestra y las secuenció, buscando ARN que indicara qué tipo de proteínas estaban produciendo las células. Y es que, las células usan el ARN como instrucciones para producir proteínas: herramientas, maquinaria y bloques de construcción utilizados dentro y por la célula para realizar diferentes funciones y responder a su entorno.

Al estudiar la colección de ARN en una célula, su transcriptoma, los investigadores han observado cómo responde una célula, en ese momento particular, a los cambios ambientales, como una infección viral. Además pueden incluso usar el transcriptoma para ver si las células individuales están infectadas por un virus de ARN como el SARS-CoV-2.