Quantcast

Qué es la nomofobia

Hace varios años que existe una nueva enfermedad mental: la nomofobia. Este es el miedo a no estar disponible en el celular. El nombre se deriva de la frase en inglés «No-Mobile-Phone-Phobia».

¿QUÉ ES LA NOMOFOBIA?

También en Europa, los usuarios de teléfonos móviles tienden a ser nomofóbicos. Los usuarios de teléfonos inteligentes de entre 18 y 25 años son los más afectados. A menudo, los nomofóbicos incluso se llevan sus teléfonos inteligentes al baño y a la cama. En general, las mujeres parecen sufrir nomofobia con más frecuencia que los hombres.

¿A QUIÉNES AFECTA?

En primer lugar, los afectados por la nomofobia son propietarios de teléfonos inteligentes. A diferencia de los teléfonos celulares más antiguos, los teléfonos inteligentes ya no se usan solo para hacer llamadas o enviar mensajes de texto.

Con un teléfono inteligente, el usuario puede realizar llamadas telefónicas, enviar mensajes de texto, jugar y tomar fotos, así como chatear y visitar las redes sociales en cualquier lugar a través de Internet.

El usuario puede usar estas funciones en cualquier lugar y en cualquier momento utilizando su teléfono inteligente, y este logro técnico también juega un papel importante en la vida cotidiana. Los usuarios de teléfonos inteligentes se ven afectados principalmente por la nomofobia.

CAUSAS DE LA NOMOFOBIA

En la nomofobia, el teléfono móvil se suele utilizar en exceso para no perder información importante. Cuanto más se utilice el teléfono móvil, mayor será la dependencia de las funciones del teléfono móvil.

Una causa importante de nomofobia es el miedo a no poder mantener un contacto continuo con amigos y familiares. Esta imaginación es la más propensa a despertar el miedo a la pérdida del teléfono inteligente en la mayoría de los afectados. El teléfono inteligente ofrece a los demás la seguridad de reaccionar rápidamente en toda la vida.

Qué es la nomofobia
Qué es la nomofobia

Sin su teléfono inteligente, los afectados se sienten menos flexibles y temen que ya no podrán dominar a la perfección las exigencias de la vida cotidiana. El motivo principal de la nomofobia es generalmente el miedo a la soledad y al vacío interior o la necesidad de atención.

COMPORTAMIENTO NOMOFÓBICO

El comportamiento típico en una nomofobia:

  • Estrés con un teléfono inteligente apagado
  • Síntomas de abstinencia como miedos, ataques de pánico, nerviosismo o depresión en caso de inaccesibilidad involuntaria
  • Codicia e impulso por el teléfono móvil
  • Palpitaciones, sudores y temblores cuando el teléfono inteligente no funciona
  • Además de estos comportamientos típicos, muchos también se sienten “desnudos” cuando su teléfono inteligente no está disponible o cuando están “solos” en casa.

¿ES LA NOMOFOBIA UNA ADICCIÓN?

En particular, si el usuario de teléfono inteligente ya no puede controlar su comportamiento con respecto al teléfono móvil y no es consciente de su comportamiento incontrolado, existe nomofobia.

La nomofobia suele ir de la mano de una adicción a Internet. Además del consumo de contactos sociales, también se pueden responder preguntas y resolver problemas en cualquier momento.

Para que esta pérdida de comunicación no se produzca con nomofóbicos, muchos intentan pasar por alto los siguientes puntos:

  • El teléfono inteligente que usan siempre debe estar encendido, es decir, evitan que se apague.
  • El teléfono inteligente debe estar siempre cerca del cuerpo para que no se pierda.
  • Un segundo teléfono inteligente actúa como reemplazo en caso de que se pierda el primero

¿CUÁNDO OCURRE LA NOMOFOBIA?

Particularmente en estas situaciones, los nomofóbicos entran en pánico por ser inaccesibles y, por lo tanto, casi nunca dejan el teléfono inteligente.

Especialmente cuando hay problemas con la conexión de radio o Internet, los nomófobos miran casi continuamente sus teléfonos celulares para reconocer de inmediato una conexión de radio recurrente.

El pánico de los nomofóbicos se vuelve particularmente grave cuando se pierde el teléfono inteligente. Se produce la temida situación de absoluta pérdida de comunicación, que los afectados tratan de evitar constantemente.

En casos particularmente graves, incluso la idea de ser inaccesible a través del teléfono inteligente puede provocar una oleada de miedo en los nomofóbicos.

¿QUÉ AYUDA CONTRA LA ADICCIÓN A LOS TELÉFONOS INTELIGENTES?

En el caso de las fobias, los psicólogos suelen confiar en la confrontación con la situación temida. Por ello, es recomendable afrontar la inaccesibilidad y apagar el móvil a diario en horarios establecidos para combatir el enorme deseo por el smartphone.

De esta manera, los afectados pueden descubrir que la vida sin un teléfono inteligente es bastante posible.

Qué es la nomofobia
Nomofobia

También puede ayudar a guardar el teléfono inteligente y encenderlo en modo silencioso. El teléfono móvil no debe colocarse sobre la mesa, especialmente al comer o en la oficina. Estos trucos se pueden utilizar para evitar tener que mirar constantemente el dispositivo y la tensión que provoca el teléfono celular también se puede reducir con el tiempo.

En la actualidad existen instituciones de adicción que se especializan en el tratamiento de la adicción a Internet y también tratan la nomofobia. Por ejemplo, allí se aprenden patrones de comportamiento que reemplazan mirar el teléfono inteligente.