Quantcast

Borràs niega tener mala relación con Sànchez (Junts)

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha negado este viernes que mantenga una mala relación con el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, aunque considera que el exconseller y vicepresidente de la formación, Jordi Turull, también es un «líder» de la formación.

«Turull ya tiene este rol y liderazgo en el partido. Los líderes lo son, no se hacen. Turull es líder, un líder dentro de partido, en el que tenemos diversos liderazgos, empezando por el presidente Carles Puigdemont», ha sostenido en una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

Al preguntársele por su relación con Sànchez, ha recordado que el secretario general del partido fue la persona que le pidió que se presentara a la extinta Crida cuando era consellera de Cultura, que quiso que fuera a Madrid y la que le impulsó a presentarse a las primarias de Junts para ser la candidata a las elecciones catalanas.

«Jordi Sànchez me ha hecho, desde esta perspectiva, candidata», ha destacado Borràs, que cree que en el partido todas las personas tienen un espacio si quieren jugar por un proyecto compartido, y que este es el caso de Sànchez, Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, entre muchos otros.

«Nos necesitamos todos. Tenemos que estar para sumar y para representar la transversalidad de Junts», ha subrayado la presidenta del Parlament.

MESA DE DIÁLOGO

Sobre la mesa de diálogo, ha admitido que no confía en este instrumento que considera «un producto más de marketing que de política», algo que considera una evidencia más que contrastada.

También cree que si fracasa debería haber una reacción del independentismo, y por parte de Junts y ERC tendrían «que decidir hacia donde se dirige el embate democrático».

«Tenemos que prepararnos para cuando eventualmente se pueda producir el fracaso de la mesa de diálogo», ha reclamado Borràs, que no le sorprende que la nueva ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, afirmara que el independentismo debería haber aprendido la lección.

LECCIONES DE «PRIMERO DE DEMOCRACIA»

«Esperaría que fueran más modestos, y la lección la aprendieran ellos. Estaría bien que las lecciones que aprendieran fueran de primero de democracia, esto para la ministra», ha espetado la presidenta del Parlament, tras advertir del riesgo de hacer creer a Europa que el conflicto catalán se ha encarrilado cuando, a su juicio, no es cierto.

Tras admitir que trabaja con miedo desde la presidencia del Parlament, ha criticado también la acción «absolutamente arbitraria y desproporcionada» del Tribunal de Cuentas contra 34 exaltos cargos de la Generalitat por la acción exterior desempeñada entre 2011 y 2017.