Quantcast

Bajón de las temperaturas en el noroeste este fin de semana

Las temperaturas descienden este viernes de forma significativa en el noroeste mientras las temperaturas más altas, de hasta 42 o 43 grados centígrados se situarán en el este, el sur y Baleares, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET Ricardo Torrijo ha destacado el «contraste» entre las temperaturas más suaves del noreste de la Península, con cielos nubosos y con precipitaciones débiles en Galicia y el Cantábrico y las altas temperaturas del resto del país.

En concreto, ha señalado que se prevé superar los 36º a 38ºC en la mitad este de la Península, el Valle del Guadalquivir y Baleares y se alcanzarán los 40 a 42ºC en zonas del Valle del Ebro, sur de Valencia y otros puntos del extremo sudeste peninsular.

El portavoz recuerda que estas altas temperaturas han motivado que la AEMET haya activado el aviso de riesgo extremo (rojo) que afecta a las comarcas incluidas en la ribera zaragozana del Ebro y en la zona del Bajo Aragón o Tierra Baja. Este aviso se ha emitido porque se esperan valores de 40 a 43ºC.

Por otro lado, destaca los intervalos de viento fuerte en Canarias y en el interior este peninsular, donde podría haber algún amago tormentoso ocasional, con escasa o ninguna precipitación, pero acompañado rachas de viento muy fuertes, posibilidad de obras costeras en el litoral mediterráneo peninsular y de calima en el sur peninsular y de Baleares y en las islas orientales de Canarias.

Respecto al sábado, el portavoz ha pronosticado que las temperaturas bajarán en la mayor parte del interior peninsular, de forma notable en el entorno del Valle del Ebro, aunque se espera que asciendan en el área mediterránea y medianías de Canarias.

En concreto, tanto las diurnas como las nocturnas serán «significativamente altas» en el área mediterránea, donde los más las máximas superarán los 36ºC y se podrán alcanzar los 40 o 42ºC en el entorno de Murcia y Málaga.

Por otro lado, en el extremo norte peninsular, los cielos nubosos podrían dejar lluvias débiles, mientras que predominarán los cielos poco nubosos o despejados en el resto de la Península y Baleares, aunque con algunos intervalos de nubes en área mediterránea que podrían provocar en la segunda mitad del día «algún amago tormentoso» en las zonas dispersas del extremo oriental peninsular y en Baleares. Otra vez no habrá precipitaciones en esas zonas pero sí hay posibilidad de rachas de viento muy fuertes.

También se esperan alisios en Canarias, con intervalos de fuerte y también se prevé viento del oeste muy fuerte en el Estrecho y Málaga el domingo.

En cuanto a Galicia y el área cantábrica podrá haber precipitaciones que en general serán débiles y dispersas y las nubes irán en aumento en el extremo norte y en el tercio oriental, especialmente en el Pirineo y zona Ibérica oriental.

En el resto de la Península los cielos estarán poco nubosos o despejados y lo más destacado ese día serán las temperaturas, que bajarán en la mitad este peninsular y lo harán de forma notable en el archipiélago balear y en áreas del sureste.

El domingo ya solo superarán los 34 a 36ºC en el valle del Guadalquivir, en zonas de Málaga, Albacete y en el interior de Murcia.

Respecto a la próxima semana, el portavoz de la AEMET anuncia que podrá comenzar con inestabilidad en el norte y en el este de la Península cuyos efectos «habrá que ir viento en las próximas predicciones, ya que los chubascos podrían ya llegar a ser fuertes en los Pirineos noreste de Cataluña, la Ibérica oriental y también bajarán las temperaturas en el área mediterránea e interior del este peninsular y medianías de Canarias.

Por el contrario, subirán en el suroeste de Galicia, de modo que «en todas las zonas» se recuperarán las temperaturas normales o incluso quedarán algo por debajo de lo habitual para finales de julio. En Canarias seguirán soplando los vientos alisios con intervalos de fuerte.

Finalmente, a partir del miércoles la predicción apunta que seguirá la situación anticiclónica con posible inestabilidad hacia de este y noreste peninsular y las temperaturas volverán a ascender para volver a bajar el viernes.