Quantcast

Ayuntamiento Sevilla aprueba una moción de PSOE contra los ataques Lgtbifóbicos

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha escenificado este jueves la unidad contra los delitos de odio y los ataques Lgtbifóbicos con su apoyo a una moción de PSOE en la que se apuesta por la diversidad y el fomento de la tolerancia, una propuesta que sólo ha contado con el rechazo de Vox al entender que es «sectaria».

La moción, con el apoyo de PSOE, PP, Cs, Adelante Sevilla y la concejal no adscrita Sandra Heredia, recoge la condena expresa del Pleno de Sevilla a los ataques homófobos y Lgtbifóbicos; respalda la labor del Ayuntamiento en materia de diversidad y fomento de la tolerancia, apoyando acciones que logren la erradicación de conductas Lgtifóbicas en la sociedad, educación o deporte; a la par que acuerda la adhesión del Ayuntamiento a la Declaración de Mérida relativa a los compromisos con los derechos humanos Lgtbi en el mundo ante «la deriva de gobiernos europeos como Hungría y los mensajes ofensivos y con graves consecuencias que está promoviendo la extrema derecha en España».

De su lado, Vox se ha ausentado del Pleno cuando se iba a producir la votación, lo que de acuerdo al reglamento supone que consta en acta como una abstención, ya que su portavoz, Cristina Peláez, asegura que su formación «condena la violencia» y considera que se les «acusa directamente» de estar detrás de estos delitos. Además, tras asegurar que se está utilizando lo ocurrido con el joven del Samuel, por cuyo asesinato hay detenidos tres españoles, Peláez asevera que «no será que las agresiones homófobas han aumentado a consecuencia de la inmigración ilegal de países islámicos radicales».

Ante este argumentario, la portavoz socialista, Adela Castaño, que recuerda que los delitos de odio por la orientación sexual o identidad de género se han incrementado más de un 60 por ciento entre 2016 y 2019, ha advertido a Peláez de que «no mide» lo que dice y ha exigido una explicación a las palabras dichas por Peláez al finalizar su intervención en un tono elevado con un «aténganse a las consecuencias», ante lo que la edil de Vox asegura que sólo se refería a «electoralmente». «Señalan directamente a cualquiera que piense diferente. Están pasando un umbral que puede provocar que la gente luego cometa delitos de odio», denuncia Castaño, que ha criticado a «la extrema derecha empeñada en destruir la democracia, la igualdad, la tolerancia y la convivencia intercultural, liquidando las conquistas alcanzadas en esta materia, donde el mayor de todos es el derecho a la vida».

En la misma línea, el portavoz adjunto del PP José Luis García ha mostrado su apoyo a la implementación de más medidas en la ciudad en línea con la igualdad y contra la Lgtbifobia. «Estamos coprometidos al cien por cien. «España es un país avanzando pero la realidad es que siguen existiendo ataques homófobos y ataques violentos. La violencia hay que condenarla sea de quien sea. Mientras en algún rincón de los barrios de la ciudad haya una persona que sufra violencia por su sexualidad o por su capacidad o discapacidad, lo condenaremos. La forma que tenemos los demócratas de este Pleno de defender que esto no vuelva a ocurrir es con una moción», apostilla, dejando claro que hay que usar la ley «implacablemente» contra ellos los agresores.

Asimismo, el portavoz adjunto de Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, alerta de los «importantes retrocesos democráticos en el país» que se producen, con la «discriminación, e incluso asesinato, de personas Lgtbi». «En la moción no se dice que Vox sea culpable, pero sí lo es de señalar. Lo que la democracia les ha dado, que es la representación, la usan para señalar siempre a los más vulnerables, a los que peor lo pasan», recalca, apostando por poner desde su formación un «granito de arena para que se avance, pero falta para que esa igualdad legal se convierta en igualdad real». «Ante el negacionismo, los partidos demócratas de verdad tenemos que poner sobre la mesa que los delitos de odio están creciendo», sentencia.

La concejal de Cs Amelia Velázquez ha subrayado que «cada uno es consecuente con lo que habla y lo que hace». «Nadie de Cs ha dicho nada que discrimine o apoye cualquier tipo de violencia homófoba. Que cada uno ame a quien desee sin que coarten su libertad. Lo triste es que se tenga que traer una propuesta de este tipo porque no nos respetemos. Mantengamos la cordialidad», insiste, tras recordar la «agresión» a miembros de su formación en una celebración del Orgullo Gay, destacando que «Cs siempre ha defendido la libertad sexual de cada uno».

Por su parte, Sandra Heredia ha dejado claro que se seguirá condenando «cualquier ataque homófobo» y se seguirá velando por «el refuerzo de los derechos humanos y la lucha contra la discriminación a cualquier persona».