Quantcast

Asturias pedirá al TSJA que autorice el toque de queda en municipios con más contagios

El Gobierno del Principado pedirá autorización al Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) para implantar a partir de agosto el toque de queda nocturno, entre las 01.00 y las 06.00 horas, en aquellos municipios con incidencia de contagios superior a 350 casos.

Esta medida se adopta ante la previsión de que la presión hospitalaria pase este fin de semana de nivel bajo (1) a nivel medio (2) de ocupación, según han explicado este jueves en rueda de prensa el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz; la directora gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Concepción Saavedra, y el jefe de Alertas y Emergencias Sanitarias, Miguel Prieto.

Una vez la ocupación hospitalaria de la red sanitaria asturiana esté en nivel 2 durante tres días, se observará la evolución de la incidencia por municipios y se aplicarán nuevas restricciones en aquellos que alcancen durante tres días los parámetros del nivel de riesgo extremo ‘4+’.

La limitación de la movilidad entre las 01.00 y las 06.00 horas en aquellos concejos que estén en nivel ‘4+’ es la principal novedad de las restricciones. Asimismo, desde la Consejería de Salud prevén otras medidas como la restricción de agrupamientos a 6 personas en interiores y 10 en exteriores; y la evaluación de aquellos eventos multitudinarios que estén autorizados o previstos por las autoridades municipales para su “readecuación o suspensión”.

No se contemplan nuevas restricciones en eventos particulares, como bodas, que mantienen los aforos para ocho persona por mesa en interiores. Asimismo, el Principado pretende mantener el cierre del ocio nocturno en toda la comunidad.

“Varios municipios están en situación de entrar en nivel ‘4+'”, han dicho, rehusando mencionar concejos concretos porque su situación podría variar. Así, han incidido en que pasarán “unos días” hasta que se pueda materializar, ya que se requieren seis días de observación de la evolución después de que la ocupación hospitalaria asturiana se encuentre en nivel medio.

El consejero ha señalado que la curva de la incidencia se está “empezando a aplanar”, con una reducción más significativa a 7 días, al tiempo que la cobertura de la vacunación tiene influencia positiva tanto en los ingresos en planta como en UCI, con cifras inferiores a la media nacional.

No obstante, advierte de que se observa un aumento de ingresos y Asturias está a punto de pasar de presión asistencial baja (1) a media (2), y cuando eso ocurra se activará el sistema ‘4+’ para aquellos municipios con incidencia mayor a los 350 casos para implantar medidas “que ayuden a la gestión de pandemia” de forma localizada.

PRUDENCIA Y RESPONSABILIDAD

Pablo Fernández Muñiz ha pedido “prudencia” y “responsabilidad” a la población para seguir cumpliendo las recomendaciones de distancia interpersonal y uso de mascarilla.

En la misma línea, Miguel Prieto ha apelado a la “prudencia” porque se registra un nivel “muy alto” de incidencia en Asturias, con una transmisión de 681 casos a 14 días, que es “superior” a la registrada en la segunda y tercera ola.

Y es que el nivel de transmisión comunitaria es “muy alta, de 4 sobre 4”, aunque “afortunadamente la situación hospitalaria está elevándose pero en niveles inferiores”, aunque va a pasar “de riego bajo a medio”.

Además, el jefe de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha destacado que la alta incidencia en jóvenes “empieza a traspasarse a otros grupos de edad”, llegando a “riesgo alto” entre los mayores de 65 años, por lo que habrá que “seguir de cerca esa situación”.

Por su parte, Concepción Saavedra ha destacado que se ha reforzado la contratación para disponer de 20.579 profesionales activos y se continúa desburocratizando la Atención Primaria para mantener la actividad asistencial programada, tanto de consultas como quirúrgica.