Quantcast

Díaz avanza que la negociación de los PGE arranca esta semana e irán con «fuerza»

La vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos en el Ejecutivo, Yolanda Díaz, ha avanzado que la negociación con el PSOE para acordar los próximos Presupuestos Generales del Estado arrancará esta misma semana y acudirán con «fuerza» para desplegar la «agenda social» pactada en la coalición, dado que el momento es ahora.

También ha destacado que las nuevas cuentas públicas deben servir para «completar» el Estado de bienestar, «demediado» por los «recortes» que se emprendió durante la etapa de la «austeridad», y convertirse en el «Green New Deal» para, después de la pandemia, acometer la transformación verde de la economía.

Así lo ha trasladado durante su intervención en la reunión que ha mantenido con su grupo parlamentario y en el que ha confirmado que el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, será el encargado de la negociación con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, al igual que ocurrió el año pasado.

En este encuentro han estado presentes la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, la titular de Igualdad, Irene Montero, el portavoz del grupo parlamentario, Pablo Echenique, y el presidente del mismo, Jaume Asens, entre otros dirigentes de la formación.

La también ministra de Trabajo ha apuntado como ejes prioritarios la negociación sobre la reforma fiscal, garantizar el acceso a la vivienda con medidas que permitan un alquiler asequible, el despliegue de políticas que acaben con la crisis de los cuidados, que garanticen las prestaciones mínimas a la población y que combatan la precariedad laboral.

Díaz ha dejado claro la prioridad que tienen estos Presupuestos para Unidas Podemos, que deben ser de «sentido común de época» y favorecer a toda la sociedad, pero sobre todo resolver la crisis del Covid-19 «desde abajo, no desde arriba».

Por tanto, ha proclamado que para cumplir la máxima de que son un Ejecutivo progresista, el momento de completar la agenda social es «ahora» y van a ir con «fuerza» para exigir su concreción en los próximos PGE de 2020.

ACABAR CON LAS «RECETAS CADUCAS» DE LA AUSTERIDAD

El reto, ha explicado Díaz, es «acabar de una vez por todas» con las «recetas caducas de la austeridad», sustentadas en recortes y que no quedan tan «lejanas» pero a las que se deben «pasar página». De hecho y en un claro mensaje al líder del PP, Pablo Casado, ha censurado que hay quien aún acude a Europa a «exigir recortes para su pueblo».

Por tanto, la crisis del Covid-19 debe aprovecharse para abandonar esas «políticas del sufrimiento» y articular unas cuentas públicas sociales, sobre todo para aquellos que no pueden asumir el coste de la electricidad o afrontar el pago del alquiler, que es un «problema absoluto» que afecta a «miles de personas».

Díaz también ha reivindicado unos presupuestos que miren a los jóvenes, a los mayores y a las mujeres, para demostrar que la única forma de trabajar «no es la precariedad». Por tanto, ha resaltado que el objetivo es lograr salarios y prestaciones dignas.

También ha desgranado que las futuras cuentas públicas deben ser los «presupuestos de la igualdad», que pongan recursos a las políticas feministas, pero que sobre todo sirvan para «completar el Estado del bienestar», «demediado», «incompleto» y «golpeado» por la crisis anterior y que «algunos quieren seguir recortando».

Y eso lleva a debatir sobre la necesidad de «modernizar» la política fiscal del país, pues esa agenda social requiere recursos y España está siente puntos por debajo en la convergencia europea en materia de recaudación. «Los que más tienen, tienen que aportar más a la hacienda pública», ha remachado la vicepresidenta.

En esta línea, Díaz ha desgranado que los Presupuestos deben ser el Green New para enfrentarse de «manera profunda» a la crisis climática con acciones para acelerar la transición ecológica «justa», ladescarbonización de la economía, la rehabilitación energética de viviendas, la electrificación de la movilidad o la economía circular.

Pero sin perder de vista a la gente, ha especificado la vicepresidenta, para evocar las «mal denominadas reconversiones industriales» que convirtieron a diversas comarcas del norte en «desiertos industriales» y «paradigmas de pobreza».

LOS PGE TENDRÁN EL SELLO DE UNIDAS PODEMOS

También ha intervenido el director de gabinete de la vicepresidenta, Josep Vendrell, para reivindicar que los Presupuestos Generales vigentes fueron aprobados por la mayoría «progresista y plurinacional», algo que es precisamente «mérito» de Unidas Podemos.

Tras dejar claro que «ya no habrá debate» sobre que esa vía, Vendrell ha asegurado que estos presupuestos «van a tener el sello» de Unidas Podemos, no solo en sus ministerios sino también en las carteras del conjunto del Ejecutivo.

El director de gabinete, cuya intervención en la reunión revela la ascendente que tiene en el espacio político y en esta materia, ha subrayado que la negociación que pilotará Álvarez no se limitará solo al ámbito del Ejecutivo, sino que se extenderá también con los grupos parlamentarios.

«NO VALE CUALQUIER RECUPERACIÓN», ADVIERTE ÁLVAREZ

También ha intervenido el secretario de Estado de Derechos Sociales, que además es coordinador económico de Unidas Podemos, y que ha coincidido con Díaz en que en esta segunda parte de la recuperación económica es necesario dar «un paso más allá».

Álvarez ha reivindicado «consolidar y mantener» el carácter expansivo de los Presupuestos de 2021, aprovechar «la posibilidad de ir avanzando aún más rápido en el cumplimiento del acuerdo de coalición» y avanzar en tres objetivos: la creación de empleo, con más empleo y de calidad; repartir los beneficios de la recuperación —«No vale cualquier recuperación», ha dicho–, y modernizar el tejido productivo «en clave progresista».

MANTENER LOS ESTÍMULOS FRENTE A LA LÓGICA DE LOS RECORTES

Para lograrlos, el responsable económico de Unidas Podemos ha defendido mantener los estímulos fiscales incorporados en 2021 «frente a la lógica de los recortes fracasada», y ha advertido de que una retirada antes de tiempo de este nivel de inversión «sería absurdo» y supondría «dejar el trabajo a medio hacer y repetir los errores del pasado».

En este sentido, ha llamado a aprovechar la suspensión de las reglas fiscales, la política expansiva auspiciada por el Banco Central Europea (BCE) y su compra de deuda pública y la llegada de fondos europeos con el Plan de Recuperación, unas circunstancias que, ha explicado, «le dan al Gobierno el margen suficiente para garantizar y mantener la expansión fiscal».

EL TIPO MÍNIMO AL 15%, UN «CONSENSO MUY GENERALIZADO»

Álvarez ha llamado también ha asegurar que la salida de la crisis no ahonde en desigualdades y que todos los hogares perciban la recuperación «como propia», una modernización «en clave progresista» de la economía y «en beneficio de todos», pero ha advertido de que todo eso «no será posible» sin una modernización fiscal.

En este sentido, ha destacado el «consenso muy generalizado» en en el ámbito internacional, el último en la OCDE, para impulsar una fiscalidad más progresiva a través de medidas como el tipo mínimo efectivo al 15% para las empresas. «Estos acuerdos internacionales podemos trasladarnos ya a nuestra legislación», ha instado.