Quantcast

Decretan ingreso en prisión del conductor sin carné que tuvo un accidente en Navarra

La juez de guardia de Tudela ha decretado este lunes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del conductor que este domingo sufrió un accidente en Ribaforada en el que falleció una joven tudelana de 18 años, que iba en el asiento del copiloto.

La magistrada, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Tudela, imputa al conductor un delito de homicidio imprudente, otro contra la seguridad vial por conducción sin permiso y un tercer delito de negativa a someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) en un comunicado.

El accidente ocurrió a las 5.30 horas de la madrugada del sábado al domingo en el kilómetro 12 en la NA-3042, en el término de Ribaforada, en una recta, cuando el coche sufrió una salida de vía, chocó con un talud y sufrió un vuelco.

Además de la joven fallecida, en el vehículo viajaban otros dos ocupantes, vecinos de Tudela de 19 y 16 años, que sufrieron politraumatismos y otras heridas leves y fueron trasladados en ambulancia hasta el hospital Reina Sofía de la capital ribera, donde quedaron ingresados.

En el auto, que puede ser recurrido, la juez relata que, de la declaración del detenido y de las manifestaciones de testigos, se desprende que el conductor, vecino de Cascante, cogió el coche tras haber «consumido bebidas alcohólicas» para llevar a Tudela a los tres jóvenes (dos mujeres y un hombre).

Según consta en la resolución judicial, el imputado «se salió de la vía intentando enderezar el vehículo» y no pudo evitar el siniestro en el que falleció la joven, «quien iba en el asiento del copiloto sin cinturón de seguridad».

El conductor, según recoge el auto, se negó a realizar la prueba de detección de alcohol, «pese a que presentaba síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas, hecho, además, admitido posteriormente en la declaración en sede judicial por el investigado».

En la comparecencia celebrada hoy en el Juzgado de Guardia, el Ministerio Fiscal ha reclamado el ingreso en prisión provisional, solicitud a la que se ha opuesto la abogada defensora.

La magistrada decreta el ingreso en prisión para «evitar el riesgo de fuga, toda vez que las penas a las que se enfrenta son elevadas, lo que hace razonable el intentar eludir la acción de la justicia». A ello «ha de añadirse la situación irregular del investigado y el intento que se produjo según el atestado de escapar de la policía en el momento de los hechos».

El detenido y su letrada han negado tal posible fuga. Según han expuesto en el juzgado, él tiene a toda su familia aquí (padres y hermanos), ha trabajado hasta «hace poco», y «nunca pretendido eludir la acción de la justicia, como lo evidencia el pago de la multa que se le impuso en otro procedimiento», motivos por los cuales la defensa ha pedido que se adoptara una medida menos gravosa que la prisión provisional.

Sin embargo, la juez rechaza tal pretensión al reiterar «la gravedad de los hechos imputados y las penas a las que se enfrenta el detenido, sin obviar el intento de huida que consta en las actuaciones, ni la situación irregular del mismo».