Quantcast

El CES llama a que la ley gallega del juego ataje «con mas compromiso» la ludopatía

El dictamen del Consello Económico e Social (CES) sobre el anteproyecto de Ley reguladora de los juegos de Galicia hace un llamamiento a que la administración aborde con «más profundidad» la salud y la seguridad de las personas consumidoras y usuarias en un momento en el que la ludopatía está creciendo.

El posicionamiento ha sido aprobado en el último pleno del CES y considera que el texto debería incluir una «alusión más contundente a la problemática generada en los últimos años por la práctica incontrolada del juego» para que se aborde «con más compromiso».

El CES explica que existían dos posiciones diferenciadas sobre el anteproyecto entre los miembros, cuestión que impidió que este dictamen fuese aprobado por unanimidad. Así, por una parte, se sitúan los que entendían que el texto solo atiende a la promoción del juego sin tener en cuenta los problemas que genera su práctica incontrolada.

Por otra, están aquellos que entienden el juego como una actividad económica con impacto en las empresas y en la economía gallega, que sostienen que, pese a estar de acuerdo con que la norma tenga un enfoque preventivo, no están de acuerdo con los requisitos que se imponen para las empresas que ya están operando ahora mismo en el sector (en el régimen de autorizaciones, entrada de operadores estatales a través de máquinas en los establecimientos de terceros).

El informe del CES considera insuficientes las medidas establecidas en el ámbito de la prevención y echa en falta específicas menciones a actuaciones asistenciales de las ludopatías. También apunta que el anteproyecto no es ambicioso en lo tocante a las actividad de publicidad y promoción del juego y señala que esta actividad debería estar completamente prohibida en recintos deportivos y feriales.

«PRÁCTICAMENTE NO REGULA EL JUEGO EN LÍNEA»

El CES sostiene que este anteproyecto no está consonte con la realidad actual del juego y que nace con «importantes carencias» ya que, en su conjunto, establece una regulación del juego basada casi en su totalidad en modalidades tradicionales y prácticamente no regula la figura del juego en línea, a la que mayoritariamente accede la población.

Otros aspectos que destaca el pronunciamiento del CES son, por ejemplo, en lo tocante a las actividades de publicidad y promoción del juego, así como en la tipología de espacios y recintos en los que estas pueden desarrollarse. En ello, «el texto peca de escasa ambición y valentía», señala.

Así, por una parte, no comparte la exclusión de los medios de comunicación privados en general y de la prensa escrita en particular como vehículo de difusión y/o promoción de las actividades de juego. Por otra, considera que la actividad del juego debería estar completamente prohibida en recintos deportivos y feriales y, consecuentemente, también cualquier tipo de publicidad y promoción que en ellos se desarrolle.

El CES tampoco comparte el hecho de que la norma no prevea la desaparición de las máquinas tragaperras y de apuestas deportivas en los establecimientos de hostelería y restauración «si no ya con carácter inmediato, al menos tras la expiración del periodo transitorio previsto en el texto».

El dictamen, solicitado por el trámite de urgencia, ha sido aprobado por mayoría de los miembros del CES y cuenta con un voto particular emitido por la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), que discrepa de algunas de sus consideraciones.